Actualidad

¿Quién es Tomás Zerón, el polémico exdirector de Investigación Criminal de México que busca la Interpol?

Publicado:
El funcionario fue pieza clave en las áreas de inteligencia y de seguridad durante el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa (2006-2012) y de Enrique Peña Nieto (2012-2018).  
¿Quién es Tomás Zerón, el polémico exdirector de Investigación Criminal de México que busca la Interpol?

El alto exfuncionario Tomás Zerón de Lucio es buscado ahora por la Oficina de la Policía Internacional (Interpol) en más de 190 países, tras la orden de arresto emitida por parte del Gobierno mexicano por el caso Ayotzinapa. 

Después del exsecretario de Seguridad Pública de México, Genaro García Luna, apresado en EE.UU. por presuntos vínculos con el Cártel de Sinaloa, Zerón de Lucio es el segundo funcionario mexicano de más alto nivel que está bajo la mira de la Justicia. 

Si García Luna fue uno de los hombres de mayor confianza del expresidente Felipe Calderón (2006-2012), a Zerón se le relaciona muy de cerca con Enrique Peña Nieto, desde que fuese gobernador del Estado de México, mucho antes de ocupar la Presidencia (2012-2018).

Pero la carrera de Zerón de Lucio ha estado marcada por diversos escándalos y por una protección al más alto nivel político. 

Una carrera rodeada de escándalos

Con una licenciatura en Administración Industrial por el Instituto Politécnico Nacional (IPN) y con estudios de posgrado en Ciencias Penales por la Universidad de España y México (UEM), Zerón dio un importante salto en su carrera en 2007, cuando fue nombrado coordinador de Control Policial en la extinta Policía Federal Preventiva (PFP)

Pero en mayo de ese año, tanto él como otros altos mandos de la PFP fueron despedidos por el entonces titular de la Secretaría de Seguridad, Genaro García Luna, luego de que un enfrentamiento entre las fuerzas de seguridad y presuntos integrantes de los Zetas dejara un saldo de cinco policías, dos civiles y 16 supuestos sicarios muertos. El hecho se desencadenó debido al secuestro a siete agentes de seguridad municipal en Cananea, en el estado de Sonora.

Tras el caso de Cananea, Zerón fue nombrado coordinador de Investigaciones y Análisis en la extinta Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM).

Caso Paulette

El funcionario participó en la investigación del caso de Paulette Gebara, una niña de cuatro años con discapacidad, que en marzo de 2010 fue reportada como desaparecida, y que nueve días después apareció muerta a un lado de su cama, en la misma casa a la que acudieron peritos a revisar la escena y en donde su madre, Lisette Farah, ofreció entrevistas a medios de comunicación.

Con todas las dudas que generó el caso Paulette, la investigación oficial concluyó que la niña murió asfixiada en su cuarto. 

En septiembre de 2013, ya con Peña Nieto ocupando la Presidencia tras gobernar el Estado de México, Zerón de Lucio fue nombrado titular de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), un órgano que pertenecía a la extinta Procuraduría General de la República (PGR), cuyo titular era Jesús Murillo Karam. 

Captura de 'el Chapo'

Desde la AIC, el funcionario participó en las investigaciones que llevaron a la recaptura del exlíder del Cártel de Sinaloa, Joaquín 'el Chapo' Guzmán, en un hotel de Mazatlán en febrero de 2014. Zerón, un hombre de total confianza de Peña Nieto, fue quien tuvo la primera entrevista con el capo mexicano horas después de su detención

El 8 de julio de 2015, 'El Chapo' volvió a escapar de la prisión de Almoloya de Juárez, a través de un túnel de 1.500 metros de longitud. Tras ser capturado en enero de 2016 en Sinaloa, el capo fue extraditado en 2017 a EE.UU., en donde cumple cadena perpetua por narcotráfico. 

Ayotzinapa

No obstante, el sexenio de Peña Nieto fue cimbrado por el caso Ayotzinapa. El 26 y 27 de septiembre de 2014, estudiantes de la escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos fueron atacados en Iguala, Guerrero, por policías municipales, estatales y el Ejército. El saldo fue de seis personas muertas, 25 heridas y 43 estudiantes desaparecidos

El caso Ayotzinapa generó una ola de indignación a nivel mundial y el Gobierno se apuró a construir una tesis llamada "verdad histórica", que aseguraba que los estudiantes habrían sido secuestrados por miembros de la Policía estatal y entregados al grupo criminal Guerreros Unidos, quienes los asesinaron e incineraron sus cuerpos en un basurero para luego arrojar los restos al río San Juan. 

Cuando la credibilidad de la Administración de Peña Nieto iba en caída, el Grupo Interdisciplinario de Expertas y Expertos Independientes (GIEI) reveló un video en donde se veía a Zerón acudir con un integrante del cártel Guerreros Unidos —que fue excarcelado en ese entonces, de manera ilegal, para acudir a la diligencia— al Río San Juan, presuntamente para sembrar pruebas, según denunciaron el GIEI y los padres de los normalistas. 

Días más tarde de la visita del funcionario al río San Juan, las autoridades encontrarían una muela y un fragmento de hueso de Alexander Mora Venancio, el único estudiante desaparecido que fue plenamente identificado, lo que en teoría aportaría pruebas a la tesis del Gobierno federal. 

No obstante, el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes demostró que la tesis de la incineración de los cuerpos en el basurero de Cocula era improbable. Ante la gran presión internacional, Zerón renunció al cargo, pero meses después Peña Nieto lo nombró secretario técnico del Consejo de Seguridad Nacional, en "reconocimiento a sus acciones" y destacando "la experiencia y capacidad" del funcionario en sus tareas previas.

El 3 de diciembre de 2018, el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador ordenó la reapertura del caso Ayotzinapa y, el pasado martes 30 de junio, la Fiscalía General de la República (FGR) emitió 46 órdenes de captura contra diversos funcionarios de la Administración anterior por la cadena de irregularidades en las investigaciones, incluyendo Zerón, quien se presume que haber escapado a Canadá hace unas semanas.

A Zerón de Lucio se le acusa de los delitos de tortura, desaparición forzada, alteración de la escena del crimen y pérdida y ocultamiento de pruebas en el caso de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa. 

José Beltrán

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

Covid19