Actualidad

Más del 50% de casos de covid-19 de África, en un solo país donde escándalos millonarios de corrupción agravan la crisis y giran cerca del presidente

Publicado:
Sudáfrica registró hasta la fecha más de 500.000 infecciones y se encuentra en el quinto lugar entre los países más afectados por la pandemia.
Más del 50% de casos de covid-19 de África, en un solo país donde escándalos millonarios de corrupción agravan la crisis y giran cerca del presidente

Tras registrarse más de 10.000 nuevas infecciones durante el último día, el total de contagios por coronavirus superó este sábado los 500.000 en Sudáfrica, que es el país más afectado por la pandemia en África y acumula más del 50% de todos los casos en los 54 Estados del continente.

En comparación, toda África contabilizó 929.696 contagios, informan sus Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

A nivel mundial, Sudáfrica se encuentra en el quinto lugar entre los países con el mayor número de infecciones, detrás de EE.UU., Brasil, la India y Rusia, según los datos de la Universidad Johns Hopkins. Al mismo tiempo, la crisis sanitaria y económica provocada por la pandemia se agudiza por los casos de corrupción que golpean la nación.

Todavía no ha llegado al pico

"Medio millón es un hito significativo, porque muestra que hemos entrado en la etapa de los aumentos rápidos. Podemos alcanzar un millón de casos muy rápidamente", declaró el virólogo sudafricano Denis Chopera, citado por AP, añadiendo que ahora se sabe "a ciencia cierta que las cifras están subestimadas y que el virus estará con nosotros durante mucho tiempo".

Mientras que el número de fallecidos por covid-19 llegó a más de 8.100 en el país, expertos en el ámbito de la salud estiman que todavía no se trata del pico, que probablemente se registrará a finales de agosto o a principios de septiembre.

De momento, la región sudafricana más afectada es la provincia de Gauteng con las ciudades de Pretoria y Johannesburgo: un 35% de todos los casos se concentran allí.

Desempleo creciente

La pandemia no solo afectó al sector sanitario. Las medidas de confinamiento, aprobadas en abril y mayo, ayudaron a ralentizar la propagación del virus, pero también causaron un gran daño a la economía, por lo que las autoridades se vieron obligadas a empezar a cancelarlas en junio.

Las acciones aumentaron el nivel de desempleo, que ahora sobrepasa el 30%. De acuerdo con datos oficiales, unos 3 millones de personas quedaron desempleadas durante el primer mes tras la introducción del régimen de confinamiento. Más de 16 millones de ciudadanos necesitaron subsidios sociales.

Corrupción

Aprovechándose de la propagación del virus, varias empresas se apresuraron a subir los precios de desinfectantes y medios de protección individual, como mascarillas y guantes. Así, las compañías Sicuro Safety y Hennox Supplies aumentaron el precio de mascarillas hasta un 900%, por lo que fueron multadas.

Asimismo, el creciente número de informes sobre la corrupción representa un problema adicional. Según Kaizer Kganyago, portavoz de la Unidad Especial de Investigación en Sudáfrica, de momento investigan más de 20 casos de corrupción en los ámbitos relacionados con el manejo de la pandemia.

Por ejemplo, en la provincia de KwaZulu-Natal, las autoridades adquirieron equipos de protección por un precio superior al real, tras lo cual algunos funcionarios, probablemente involucrados en el asunto, fueron despedidos. Además, en la provincia de Cabo Oriental se inició una investigación sobre la compra de unas motocicletas para servicios de emergencia al doble de su precio de mercado.

"Más que en cualquier otro momento, la corrupción pone en riesgo nuestras vidas", declaró este jueves el presidente del país, Cyril Ramaphosa. Sin embargo, reportes sobre casos de corrupción surgieron también respecto a su entorno.

Según ellos, a la compañía del marido de la portavoz presidencial, Khusela Diko, se le otorgó un contrato del Departamento de Salud de Gauteng para proporcionar equipo de protección, lo que supuestamente le trajo a la pareja una gran suma de dinero, informan medios locales. Cabe destacar que el contrato fue anulado posteriormente.

En ese contexto, los cónyuges emitieron este 29 de julio un comunicado en el que negaron que hubiera delito en el caso, relacionado con Royal Bhaca Projects, la empresa del esposo, Madzikane Thandisizwe Diko II. "A pesar de que no hubo corrupción en la licitación y adjudicación posterior del contrato del equipo de protección personal a Royal Bhaca Projects, aceptamos que años de amiguismo han creado un entorno de desconfianza y sospecha cuando individuos, que están cercanos a un cargo político e influencia, son vistos como [personas que] se benefician del Estado de maneras que pueden ser poco éticas", reza el texto.

Si te ha parecido interesante, ¡compártelo con tus amigos!

Covid19