Actualidad

Aumentan las tensiones entre Grecia y Turquía por los planes de Ankara de explorar una plataforma continental disputada

Publicado:
Desde Atenas afirman que las actividades "no autorizadas e ilegales" de Turquía constituyen una "nueva seria escalada" en la región, mientras que Ankara niega las acusaciones.

Grecia criticó este lunes la decisión de Turquía de iniciar la exploración energética de parte del Mediterráneo oriental e instó a Ankara a poner fin a sus "acciones ilegales que socavan la paz y la seguridad en la región", recoge AP.

La declaración se produce después de que Turquía emitiera un Navtex, o mensaje de seguridad marítima internacional, anunciando que su buque de investigación Oruc Reis y dos buques de apoyo realizarían una exploración sísmica en un área entre Grecia y Chipre a partir de este lunes hasta el 23 de agosto. 

"Grecia no aceptará ningún chantaje. Defenderá su soberanía y derechos soberanos", comunicó al respecto el Ministerio de Exteriores griego. "Pedimos a Turquía que ponga fin de inmediato a sus acciones ilegales que socavan la paz y la seguridad en la región", subrayaron desde el organismo, agregando que el Navtex del lunes, "combinado con la amplia movilización de unidades de la Armada turca observada, constituye una nueva seria escalada". 

El Ejército griego fue puesto en alerta, mientras que el primer ministro Kyriakos Mitsotakis convocó al Consejo de Seguridad Nacional del Gobierno.

Además, Grecia emitió este lunes su propio mensaje de seguridad marítima diciendo que el Navtex turco había sido emitido por una "estación no autorizada" y se refería a "una actividad no autorizada e ilegal en un área que se superpone a la plataforma continental griega".

Respuesta de Turquía 

En respuesta, Ankara emitió otro mensaje marítimo señalando que el estudio sísmico se está realizando en la plataforma continental de Turquía.

Por su parte, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, advirtió que su país no limitará sus esfuerzos de exploración en alta mar a su línea costera inmediata. "Unámonos como países mediterráneos. Busquemos una fórmula que sea aceptable para todos, que proteja los derechos de todos", dijo el mandatario, al tiempo que aseveró que "siempre" está listo "para solucionar controversias a través del diálogo y de manera justa". 

Entre tanto, el ministro de Energía y Recursos Naturales de Turquía, Fatih Donmez, tuiteó que "83 millones respaldan al Oruc Reis", refiriéndose a la población de Turquía. A su vez, el Ministerio de Defensa turco declaró que los buques de guerra escoltaban al Oruc Reis para "proteger" los derechos del país y compartió imágenes de la nave flanqueada por varios buques de guerra.

El núcleo de la disputa

El centro de la controversia es si las islas deben ser incluidas en el cálculo de la plataforma continental y las zonas marítimas de interés económico de un país. Turquía sostiene que no deberían ser incluidas, una posición que, según Grecia, —que tiene miles de islas e islotes en los mares Egeo y Jónico— viola el derecho internacional. 

Las operaciones exploratorias de Turquía en el este del Mediterráneo deberían haber iniciado en julio, pero fueron suspendidas tras la petición de Alemania y otros miembros de la Unión Europea, que urgieron a seguir la vía diplomática y negociar el asunto.

No obstante, según la Cancillería turca, Grecia eliminó la posibilidad de arreglar el conflicto a través del diálogo al firmar el pasado jueves con Egipto un pacto para delimitar sus fronteras marítimas y zonas económicas exclusivas para los derechos de perforación.

El año pasado, Turquía firmó un acuerdo similar con el Gobierno libio respaldado por la ONU en Trípoli, lo que provocó indignación en Grecia, Chipre y Egipto, que sostenían que el acuerdo infringía sus derechos económicos en el Mediterráneo. La Unión Europea señaló, por su parte, que ese pacto constituía una violación de la ley intencional que amenaza la estabilidad en la región.

  • Grecia y Turquía han mantenido desacuerdos durante décadas por una amplia variedad de temas y han estado al borde de la guerra en tres ocasiones desde mediados de la década de 1970, una de ellas por los derechos de exploración de perforación. Los recientes descubrimientos de gas natural y planes de perforación en el este del Mediterráneo han provocado una renovación de las tensiones

Si te ha parecido interesante, ¡compártelo con tus amigos!

Covid19