Actualidad

Acusan a Instagram de recolectar datos biométricos de millones de usuarios y podría enfrentar una multa de hasta 500.000 millones de dólares

Publicado:
No es la primera demanda de este tipo para la compañía Facebook, que en julio acordó pagar 650 millones de dólares para poner fin a otro proceso similar.
Imagen ilustrativa

El gigante tecnológico Facebook, al que pertenece Instagram, fue demandado por presuntamente recolectar datos biométricos de más de 100 millones de los usuarios de la plataforma para compartir fotos y videos, informó este miércoles Bloomberg.

La demanda fue presentada este lunes en la corte en la ciudad de Redwood City (California). Su autora, Kelly Whalen, sostiene que Instagram recolecta, guarda y se beneficia de los datos biométricos de sus usuarios sin obtener su consentimiento e incluso sin informarlos sobre ello. De acuerdo con el documento, la compañía de Mark Zuckerberg solo empezó a informar a principios de este año a los usuarios de Instagram sobre la recolección de sus datos biométricos.

Si se demuestra la culpabilidad de la empresa, puede verse obligada a pagar entre 1.000 y 5.000 dólares por cada infracción. Teniendo en cuenta el mencionado número de las personas afectadas, el pago total podría alcanzar 500.000 millones de dólares, estimó Daily Mail. 

Mientras, Stephanie Otway, portavoz de Facebook, tachó de "infundada" la demanda. La política de uso de datos de la plataforma reza que si se activa la función del reconocimiento facial, Instagram la usará para reconocer a una persona "en fotos, videos y experiencias de la cámara".

"Las plantillas de reconocimiento facial que creamos pueden constituir datos con protecciones especiales en virtud de la legislación de tu país", indica la empresa, haciendo hincapié en que "en caso de que introduzcamos tecnología de reconocimiento facial en tu experiencia de Instagram, te lo informaremos previamente y podrás decidir si quieres que la usemos para ti".

No es la primera demanda de este tipo que afecta a Facebook. A finales de julio, la compañía acordó pagar 650 millones de dólares para poner fin a otro proceso en el que estaba acusada de recolectar datos biométricos de sus usuarios de manera ilegal.

Covid19