Actualidad

"Constituye una grave falta de respeto": seis exmandatarios piden detener la elección de la presidencia del BID ante la candidatura de EE.UU.

Publicado:
Consideran que la postulación de un estadounidense es una "gravísima violación del acuerdo político fundamental" con el que nació la organización.

Cinco exmandatarios latinoamericanos y uno español reiteraron la importancia de posponer la elección del próximo presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), prevista para el 12 de septiembre, y consideran que de celebrarse "carecería de legitimidad".

"Tal como se ha procedido con la candidatura de un ciudadano estadounidense, estamos no solo frente a la ruptura de una práctica que ha acompañado la historia de la institución, sino ante una gravísima violación del acuerdo político fundamental con el cual nació", reza la carta firmada por los expresidentes. 

El texto está firmado por el exmandatario brasileño Fernando Henrique Cardoso (1995-2002), el exjefe del Gobierno de España Felipe González (1982-1996), el chileno Ricardo Lagos (2000-2006), el uruguayo Julio María Sanguinetti (1985-1990 y 1995-2000), el colombiano Juan Manuel Santos (2010-2018) y el mexicano Ernesto Zedillo (1994-2000).

No es la primera carta con la que los exmandatarios rechazan la candidatura estadounidense, pero sí la primera en la que participa el español Felipe González. 

En junio, el Gobierno de EE.UU. sorprendió al postular a Claver-Carone, actual secretario de Estado para América Latina y uno de los funcionarios de mayor confianza del presidente Donald Trump, ya que rompió con las normas no escritas del reparto de cargos en los organismos multilaterales. 

Claver Carone competirá así con el argentino Gustavo Béliz, actual secretario de Asuntos Estratégicos de la Presidencia, y el que gane ocupará el puesto del colombiano Luis Alberto Moreno, tras tres periodos seguidos en el cargo. 

En la misiva, los firmantes recuerdan que durante 60 años el BID ha funcionado bajo las normas establecidas en 1959, cuando se determinaron los mecanismos de adhesión, los sistemas financieros de los aportes y la organización misma de la entidad.

Fue en ese marco -explican- donde se resolvió establecer la sede del banco en Washington y "quedó afincado" el principio de reservar la presidencia a un latinoamericano y la vicepresidencia a un estadounidense.

Desde su creación, el BID ha sido presidido por el chileno Felipe Herrera (1960-1970), el mexicano Antonio Ortiz Mena (1970-1988), el uruguayo Enrique Iglesias (1988-2005) y el colombiano Luis Alberto Moreno, quien asumió en 2005 pero termina su gestión en septiembre próximo después de tres gestiones consecutivas.

"Agresión a la dignidad latinoamericana"

A juicio de los exmandatarios, el anunció de la postulación del estadounidense "rompe la lógica y la sabiduría de aquel acuerdo" y "constituye una grave falta de respeto hacia las reglas de convivencia hemisférica e internacional", además de una "seria agresión a la dignidad latinoamericana".

Claver Carone ha recibido el respaldo de gobiernos de la región alineados con Trump, como Brasil, Colombia, Ecuador, El Salvador, Haití, Jamaica, Paraguay y Uruguay, lo que desató una inesperada pelea regional, ya que los presidentes de Argentina, Alberto Fernández, y México, Andrés Manuel López Obrador, se oponen a que EE.UU. se quede con el cargo.

Para ser elegido presidente, se requiere la mayoría absoluta del poder de sufragio y el país con mayor capacidad de voto es EE.UU. 

"Es verdad, desafortunadamente, que los EE.UU. con su poder de votación, al sumar a Brasil, Colombia y Venezuela [con la representación del diputado opositor Juan Guaidó y no del Gobierno de Nicolás Maduro] tendría el 49%, con lo que le bastarían uno o dos países adicionales de su lado para lograr su reprobable propósito", destacan.

Y añaden que "esta sería una imposición arbitraria", que no dudan "acarrearía consecuencias muy negativas para el devenir de la institución", así como del futuro de la relación entre EE.UU. y América Latina. 

La elección del nuevo presidente del BID estaba prevista a realizarse en marzo pasado en Colombia, pero se postergó para septiembre debido a la pandemia.

En este contexto, consideran que lo "políticamente sensato era y es postergar" la elección y "concentrar los esfuerzos" en una Asamblea de Gobernadores, "en la que se defina tanto la estrategia que deberá cumplir el BID ante los enormes desafíos económicos y sociales generados por la pandemia, como elegir a quien deba presidir a la institución para ejecutar dicha estrategia".

Covid19