Actualidad

Un francés promete transmitir en vivo su muerte después de que Macron le negara la eutanasia

Publicado:
Alain Cocq sufre una enfermedad degenerativa incurable que hace que las arterias colapsen sobre sí mismas, provocando aneurismas cerebrales, convulsiones y dolores constantes.
Un francés promete transmitir en vivo su muerte después de que Macron le negara la eutanasia

El francés Alain Cocq sufre de una enfermedad degenerativa que no tiene tratamiento. Su condición, agonizante e incurable, hace que las arterias colapsen sobre sí mismas, provocando aneurismas cerebrales, convulsiones y dolores constantes.

A finales de agosto, el hombre, de 57 años, anunció que en exactamente dos semanas rechazaría la atención médica 24 horas que lo mantiene con vida. Este viernes, Cocq afirmó que planea transmitir en vivo su muerte en Facebook en protesta contra las leyes francesas que prohíben el suicidio médicamente asistido.

El hombre explicó que tomó la decisión después de no poder persuadir al presidente francés Emmanuel Macron de enmendar las reglas del país con respecto a la eutanasia, agregando que la transmisión en vivo comenzaría el sábado por la mañana.

"Debido a que no estoy por encima de la ley, no puedo cumplir con su solicitud. No puedo pedirle a nadie que vaya más allá de nuestro marco legal actual", declaró Macron en una carta que Cocq publicó en las redes sociales este jueves. "Su deseo es solicitar asistencia activa para morir, lo que actualmente no está permitido en nuestro país", concluyó el mandatario, precisando que respetaba las acciones del enfermo.

Alain Cocq señaló que espera ser recordado por su decisión y que su protesta allanará el camino para los cambios legales que permitan algunas formas de suicidio asistido. Incluso antes de que Macron rechazara su petición, decidió que lo iba a hacer, ya que la atención médica ya no podía aliviar su sufrimiento.

El hombre ha estado postrado en cama durante dos años debido a su enfermedad. "He llegado a un punto en el que ya no es tolerable", dijo a finales de agosto. En ese momento, especificó que tendría que "seguir un camino que es muy doloroso" si Macron se negaba a permitirle "morir con dignidad".

Desde 2016, los médicos franceses pueden mantener sedados a los pacientes terminales durante sus momentos finales. Sin embargo, Cocq rechaza esta opción porque desea permanecer consciente antes de su muerte.

Covid19