Actualidad

Un turista británico, en coma inducido tras romperse el cuello al tirarse a una piscina en España

Publicado:
El hombre se halla en coma inducido en un hospital del país ibérico a la espera de que lo trasladen al Reino Unido.
Un turista británico, en coma inducido tras romperse el cuello al tirarse a una piscina en España

Chris Watkins, un hombre británico de 43 años, se rompió el cuello el pasado viernes en el hotel en el que se alojaba durante sus vacaciones en Tenerife (Canarias, España), informó el diario The Sun.

Watkins se lesionó al zambullirse en la piscina. "No subió de inmediato y los socorristas saltaron directamente para rescatarlo", explicó Christian Preece, mejor amigo de la víctima y testigo del accidente.

"Mi corazón se hundió"

"Estaba de lado gritando: 'Me rompí el cuello, no puedo sentir nada, ayúdame' y le dije que dejara de hacer el tonto", declaró Preece. "Él respondió 'no, hablo en serio' y se me encogió el corazón", añadió, indicando que, pese a que su amigo es un poco bromista, en ese momento entendió la gravedad de la situación por su tono de voz.

Watkins se encuentra en coma inducido en un hospital español a la espera de que lo trasladen al Reino Unido. "Verlo así es como vivir una pesadilla", aseguró Preece.

Su familia está recaudando fondos para reunir cerca de 51.000 dólares con los que hacer frente a las facturas médicas y el traslado a su país natal en ambulancia aérea. Su hermana Nadia Hopkins ha creado una página en GoFundMe y ya ha conseguido que le donen más de la mitad de ese dinero.

"Es horrible, un accidente totalmente extraño, algo que nunca esperas oír", se lamentó Hopkins. "Tiene un corazón de oro, es el tipo de persona que haría cualquier cosa por cualquiera. Es la última persona que merece algo así", añadió.

Gail Hopkins, madre de Watkins, se encuentra en la isla canaria y ha dicho que verlo en el hospital ha sido "totalmente desgarrador". Asimismo, ha asegurado que harán lo que sea necesario para llevar a su hijo de vuelta al Reino Unido.

"Estoy en estado de choque total, no puedo creer lo que pasó", relató Kayleigh Watkins, de 23 años, hija mayor del varón. "Cuando lo vi en la cama de hospital comencé a temblar y llorar, me sentí enferma", añadió, detallando que fue una experiencia "horrible".

¿Te ha parecido interesante? ¡Déjanos tu opinión en los comentarios!

Covid19