Actualidad

Avistan por primera vez en estado salvaje en EE.UU. a un ave nativa de Eurasia y África

Publicado:
Hasta el momento los ornitólogos desconocen la ruta que el ave siguió desde su hábitat tradicional hasta las costas estadounidenses.
Avistan por primera vez en estado salvaje en EE.UU. a un ave nativa de Eurasia y África

Skyler Kardell, vigilante de las costas de la isla Tuckernuck, en el estado de Massachusetts, avistó por primera vez en estado salvaje en territorio contiguo estadounidense a un ejemplar de garza gris ('Ardea cinerea'), una especie nativa de Eurasia y África, de acuerdo a un comunicado emitido recientemente por la Asociación Americana de Observación de Aves.

El avistamiento ocurrió el pasado 5 de septiembre mientras el joven de 18 años patrullaba las costas en busca de charranes  (una familia de aves marinas). Durante su recorrido, se percató de la presencia de lo que al principio parecía tratarse de una gran garza azul ('Egretta caerulea'). Sin embargo, al observarla detenidamente notó que se trataba de otra especie.

"Tenía el cuello, las piernas y el pico más cortos que una gran garza azul", comentó Kardell, quien únicamente había visto garzas grises en libros de ornitología. "Tenía mis sospechas desde el principio, pero como identificarla plantea una serie de problemas, sabía que debía ir con cuidado con mi entusiasmo", agregó.

Tras tomar nuevas fotografías del ejemplar en una isla cercana a Tuckernuck, Kardell compartió sus hallazgos con el Comité de Registros Aviares de Massachusetts, que confirmó que efectivamente se trataba de una garza gris, la primera detectada en los Estados Unidos.

El avistamiento sorprendió a los científicos, puesto que el hábitat natural de esa ave se distribuye a lo largo de las costas, arroyos y humedales de Eurasia y África, lo que podría indicar que la 'Ardea cinerea' está aumentando su área de distribución y sugiere que la especie podría algún día establecer una población en el continente americano.

Richard Veit, ornitólogo en el College of Staten Island, aseguró que no es extraño encontrar "aves vagabundas" fuera de su hábitat, y explicó que esas "odiseas deben considerarse parte de la naturaleza, una forma natural en que las especies encuentran nuevos territorios".

Hasta el momento, los investigadores desconocen la ruta que el ave siguió para llegar a la costa atlántica de América. No obstante, Wayne Petersen, ornitólogo de la organización conservacionista Massachusetts Audubon, sospecha que pudo haber llegado desde Europa a través de las costas de Islandia, Groenlandia o Canadá.

Otra de las hipótesis indica que la garza pudo haber volado desde África occidental hacia América del Sur o el Caribe, y de ahí haber continuado su travesía hasta el norte del continente americano. Otra posible opción, aunque menos probable, es que hubiera atravesado el Atlántico en un barco, indicó Petersen.

La garza gris se alimenta de pequeños peces, crustáceos, insectos e incluso roedores. Recientemente ha expandido su territorio en Europa y ha comenzado a aparecer todos los años en el Caribe y Terranova, en la costa este de Canadá, señala Veit.

Covid19