Actualidad

¿Por qué los machos de una de las arañas más peligrosas del mundo representan una amenaza para los humanos?

Publicado:
Los machos de las arañas de embudo australianas desarrollan un veneno más letal que las hembras, debido a que necesitan protegerse de "depredadores vertebrados peligrosos" cuando salen de sus madrigueras para aparearse, determinaron los investigadores.
¿Por qué los machos de una de las arañas más peligrosas del mundo representan una amenaza para los humanos?

Investigadores de la Universidad de Queensland (Australia) han revelado en un nuevo estudio, publicado este lunes en la revista PNAS, la razón por la que los machos de las arañas de embudo australianas desarrollan un veneno mucho más letal que las hembras, convirtiendo su picadura en una grave amenaza para la salud de los humanos.

El equipo, dirigido por el profesor Bryan Fry, pasó 20 años investigando las delta-hexatoxinas, péptidos de veneno que "ejercen efectos neurotóxicos fatales" en las personas. "Las arañas de embudo australianas son famosas por causar muertes humanas con esa gama particular de toxinas", comunicó el especialista, señalando que ese fenómeno ha causado una gran intercendubre entre los científicos, debido a que ni las personas ni "otros primates han aparecido como presas de esos depredadores durante la evolución de la araña". 

Para solucionar el rompecabezas, los científicos realizaron un análisis molecular de las 22 delta-hexatoxinas del veneno de 10 especies diferentes de arañas de embudo, y finalmente lograron encontrar la respuesta. "Estas toxinas evolucionaron originalmente para matar insectos como cucarachas y moscas", señalan en un comunicado, "pero, cuando los machos de las arañas de embudo maduran sexualmente, abandonan la seguridad de su madriguera y deambulan distancias considerables en busca de hembras", y entonces necesitan una protección más fuerte.

Durante ese proceso, los machos empiezan a encontrarse con "depredadores vertebrados peligrosos", como bandicoots, pajaros, lagartos o dunnarts (pequeños marsupiales nocturnos parecidos a un ratón) y, para disuadirlos, las toxinas de su veneno específico para insectos han evolucionado hasta convertirlo en uno "defensivo específico de vertebrados". "Por lo tanto, su potencia letal contra los humanos es una desafortunada coincidencia evolutiva", concluyó el equipo.

"Esperamos que esta investigación nos brinde una mejor comprensión de lo que exactamente hace el veneno de la araña de embudo en el cuerpo humano", señalaron los expertos, que esperan que eso ayude a encontrar un tratamiento eficaz contra la picadura y descubrir nuevos insecticidas.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

Covid19