Actualidad

Acusan a Netanyahu de llevar su ropa sucia a EE.UU. para aprovechar el servicio de lavandería gratuito de la Casa Blanca

Publicado:
Funcionarios estadounidenses aseguraron que se trata de algo "intencional", aunque la Embajada israelí en Washington calificó como "absurdas" las afirmaciones.

Una polémica se desató en torno a la ropa sucia del primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu. Según publicó The Washington Post, el jefe de Gobierno lleva valijas y bolsos en sus visitas a Washington para aprovechar el servicio de lavandería gratuito para los líderes extranjeros que ofrece la Casa Blanca.

La revelación fue hecha por funcionarios políticos y de carrera de las Administraciones de Donald Trump y de Barack Obama, quienes hablaron en calidad de anonimato. "Los Netanyahu son los únicos que realmente traen maletas con ropa sucia para que se la lavemos nosotros", dijo uno de los trabajadores, antes de agregar que, "tras múltiples viajes, ha quedado claro que es algo intencional".

La respuesta

Sin embargo, un comunicado de la Embajada de Israel en Washington aseguró que la acusación es "absurda" y pretende empañar la normalización de las relaciones de su país con Baréin y los Emiratos Árabes Unidos firmada la semana pasada. "Estas acusaciones absurdas y sin fundamento tienen como objetivo menospreciar el monumental logro del primer ministro Netanyahu en la histórica cumbre de paz impulsada por el presidente Trump en la Casa Blanca", detalla el texto.

Incluso, asegura que las necesidades de lavandería durante el último viaje fueron mínimas y no incluyeron servicio de tintorería. "Solo se lavaron un par de camisas para la reunión pública y también se planchó el traje del primer ministro y el vestido de la señora Netanyahu para la reunión pública", agrega el texto, que concluye: "Oh, sí, también se lavó un pijama que usó el primer ministro en el vuelo de 12 horas de Israel a Washington".

Una historia repetida

El exceso de lavandería por parte de Netanyahu es un tema que ya tuvo varios capítulos. Por ejemplo, en 2016, el funcionario denunció a su propia oficina y a la fiscalía general para evitar que las facturas por el lavado de ropa fuesen publicadas, obedeciendo a la Ley de Libertad de Información israelí. Finalmente, la Justicia le dio la razón y esos gastos se mantuvieron en reserva. 

En tanto, en 2018 fueron conocidas las grabaciones de un exasistente de Netanyahu, Nir Hefetz, quien aseguró que la esposa del jefe de Gobierno "hace todo tipo de maniobras para ocultar toda clase de gastos". "En cada viaje al menos cuatro o cinco maletas vienen llenas de ropa para la limpieza en seco y te digo que los periodistas me han preguntado al respecto y he revisado las facturas. Nada aparece en las cuentas, de alguna manera lo escondieron", expresó.

Otro capítulo fue la acusación contra el primer ministro y su esposa por haber llevado 11 valijas a Portugal, en diciembre pasado, para un viaje de un día, supuestamente con ropa sucia. Netanyahu negó esas versiones y aseguró que en su equipaje había artículos que necesitaba para su trabajo.

Covid19