Actualidad

Las unidades de comando de la Marina de EE.UU. apuestan por el género neutro y cambian los términos de su código de ética

Publicado:
Los integrantes de Navy SEAL y la Tripulación Combatiente de Operaciones Especiales cambiaron su ethos y credo eliminando palabras como "hombre" o "hermandad".
Las unidades de comando de la Marina de EE.UU. apuestan por el género neutro y cambian los términos de su código de ética

Las unidades de comando de la Marina estadounidense han decidido modificar los documentos de sus convicciones para cumplir con los estándares neutrales de género. El cambio pretende reflejar el hecho de que las mujeres están permitidas en sus filas, aunque de momento no forman parte de ninguna de ellas.

Así, los integrantes de Navy SEAL, la principal fuerza de operaciones especiales de la Armada de EE.UU. y la Tripulación Combatiente de Operaciones Especiales (SWCC, por sus siglas en inglés) cambiaron recientemente su ethos (declaración de ética) y credo, eliminando palabras como "hombre" o "hermandad".

Una de las modificaciones de los Navy SEAL se evidenció en el primer párrafo del ethos. En lugar de: "Un hombre común con un deseo poco común de triunfar", ahora el texto indica: "Ciudadanos comunes con un deseo poco común de triunfar", tomando en cuenta que el nuevo término en el idioma original no hace distinción en el género.

Explicación sobre los cambios

Un portavoz del Mando de Guerra Naval Especial de EE.UU. (NSWC, por sus siglas en inglés) indicó que el nuevo lenguaje era necesario porque las versiones anteriores "fueron escritas antes de que la ley permita a las mujeres servir como operadoras en el Comando de Guerra Especial Naval", informó el sitio web American Military News.

En este sentido, el teniente comandante Matthew Stroup explicó que la unidad trabaja para "desarrollar una cultura de excelencia táctica y ética que refleje la nación que representamos, y que se basa en los talentos de la fuerza de voluntarios que cumplen con los estándares de calificación como SEAL o SWCC".

Las mujeres han podido asumir funciones de combate en las fuerzas de operaciones especiales de EE.UU. desde 2016. Según informes de los medios de comunicación, hasta ahora solo una candidata ha pasado la evaluación necesaria que le permitiría unirse a las filas de SEAL o SWCC.

Covid19