Actualidad

La autopsia confirma que Facundo, el joven que desapareció en Argentina, murió de asfixia por sumersión

Publicado:
El peritaje reveló pormenores de una muerte que conmovió al país.
La autopsia confirma que Facundo, el joven que desapareció en Argentina, murió de asfixia por sumersión

El Equipo Argentino de Antropología Forense reveló hoy que Facundo Castro Astudillo, el joven que estuvo desaparecido durante 100 días en Argentina, murió ahogado.

"Los resultados del estudio biológico llevado a cabo en médula ósea determinaron la presencia de un número significativamente alto de restos de diatomeas (algas microscópicas), coincidentes con las de las muestras ambientales de agua y sedimentos tomadas en el lugar del hallazgo", señalaron los peritos en su informe.

Agregaron que dichos resultados permiten aseverar, con el rigor científico necesario, que la muerte de Astudillo Castro se produjo por asfixia por sumersión (ahogamiento).

"La sumersión (mecanismo asfíctico) es la causa de muerte por obstrucción de la vía aérea por el ingreso de líquidos durante el proceso de respiración bajo el agua, generando el ahogamiento (asfixia mecánica)", precisaron.  

Antes de que se diera a conocer el informe, el abogado de la familia de Astudillo Castro, Leandro Aparicio, le dijo a El Destape Radio que los asesinos del joven ya fueron identificados, aunque no aclaró quiénes son, y que solo están esperando información complementaria para avanzar en la causa.

"Nos dijeron que hay un informe preliminar del peritaje del cuerpo de Facundo. Nuestra perito va a escuchar el informe preliminar. Si está de acuerdo lo va a firmar, sino no. Si el informe del Equipo Argentino de Antropología Forense no tiene en cuenta las huellas, la zapatilla, el patrullero Etios, es un informe parcial que dirá algo".

¿Qué pasó?

El 29 de abril, Facundo cenó con un amigo en Pedro Luro, una pequeña localidad de la provincia de Buenos Aires.

A la mañana siguiente se despidió de su madre y partió rumbo a la ciudad de Bahía Blanca, ubicada a 121 kilómetros, para reencontrarse con su novia, con la que vivía y se había peleado. Dijo que pediría un aventón en la carretera.

Más tarde, un agente de la policía la llamó para avisarle que habían multado a Facundo por violar la cuarentena. El joven también habló con ella. Pero después solo vino el silencio.

Aunque los días comenzaron a pasar sin que Facundo se comunicara, la madre no se preocupó porque creyó que estaba inmerso en su reconciliación con la novia, pero después la joven advirtió que él nunca había llegado a Bahía Blanca y los amigos se alarmaron porque tampoco se reportaba con ellos. Su celular estaba apagado y no usaba las redes sociales.

El 5 de junio la madre interpuso una denuncia por "averiguación de paradero". En el primer rastrillaje para buscarlo, una policía le dijo que ella había labrado el acta contra Facundo por salir sin permiso durante la pandemia. Otro policía le dijo que también había visto a su hijo. Las versiones de los agentes eran contradictorias.

A fines de junio, varias personas buscaron a Castro para decirle que el 30 de abril, alrededor de las 14:00 horas, habían visto a su hijo mientras se subía al asiento trasero de una camioneta policial. Es el último dato que se tiene sobre Facundo. Así lo prueba una foto en la que se ve al joven de pie, al lado del vehículo.

Ahora se sabe que lo detuvieron en el retén de Villa Luro, lo llevaron a la comisaría de Mayor Buratovich, lo liberaron un rato después y siguió su camino. Pero más adelante fue nuevamente interceptado por policías y no se volvió a saber nada más de él.

El hallazgo

El 12 de agosto, cuando ya habían transcurrido 104 días desde la desaparición de Facundo, fue encontrado un cuerpo que se sospechó podría ser él.

Las autoridades confirmaron el hallazgo en el canal Cola de Ballena, cerca de Bahía Blanca, la ciudad a donde Facundo se dirigía ese viernes 30 de abril cuando salió de la casa de su madre en la ciudad Pedro Luro.

Un pescador descubrió el cuerpo. Más bien, ya era apenas un esqueleto. Como es un lugar de difícil acceso, ahí no se habían realizado rastrillajes para buscar al joven desaparecido.

"Vamos a esperar unos días a que hagan el ADN y, si Dios quiere y es él, me llevo a mi niño a casa", dijo la mamá de Facundo, quien pasó horas custodiando el operativo, viendo fotografías del cadáver de quien podría ser su hijo. El estado de descomposición hacía imposible identificarlo a simple vista.

Fue ella quien, cerca del canal, encontró una zapatilla deportiva de su hijo. Estaba intacta. Por eso Castro creyó que el cuerpo había sido "plantado", puesto a propósito para distorsionar la investigación y evitar que se supiera la verdad.

El 2 de septiembre las autoridades confirmaron que el cuerpo encontrado hacía tres semanas pertenecía a Facundo.

La pregunta "¿dónde está Facundo?" se transformó en "¿qué le hicieron a Facundo?".

Dolor 

"Es Facundo. Todavía no sé quién filtró información hace dos días, pero ahora sí sabemos que es él. Fueron días de mucha ansiedad, sin poder dormir", dijo entonces la mamá a través de un mensaje publicado en la revista La Garganta Poderosa.

Castro agregó que la confirmación le costaba porque una cosa era decir que sentía que era Facundo y otra era asimilarlo.

"Me venía preparando para esta situación, pero es una cachetada muy fuerte de la vida. La realidad me está pegando un sopapo inmenso y me cuesta sobrellevarlo, ver la cara de tristeza de mis otros hijos, a mi papá... Me cuesta un montón", lamentó la mujer, que luchó más de cuatro meses para encontrar a su hijo.

El presidente Alberto Fernández y el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, le prometieron que nadie sería encubierto y que se haría justicia.

Covid19