Actualidad

Hallan un robot flotante no tripulado y sin identificación en las costas británicas y nadie sabe a quién pertenece y por qué fue enviado

Publicado:
Se trata del segundo dispositivo utilizado con fines militares o científicos encontrado en las costas británicas en idénticas circunstancias.
Hallan un robot flotante no tripulado y sin identificación en las costas británicas y nadie sabe a quién pertenece y por qué fue enviado

El hallazgo de un pequeño bote robótico no tripulado a finales de septiembre en la isla escocesa de Tiree continúa siendo un misterio, ya que aún no se ha podido determinar quién es su propietario y ni por qué estaba en el lugar, recoge Forbes.

El dispositivo fue identificado como un Wave Glider, que es fabricado por la compañía estadounidense Liquid Robotics, y es capaz de navegar miles de kilómetros de manera autónoma y comunicarse con su base vía satélite. Según el mismo medio, es usado por la Armada de EE.UU. y por la británica, así como por agencias gubernamentales para investigaciones científicas. Por eso, fue consultado el Ministerio de Defensa del Reino Unido, que declaró que no le pertenece.

Respecto a su objetivo, algunas características podrían indicar que su misión era militar, y no científica, como su color gris y la ausencia de distintivos y luces de navegación, que lo vuelven más difícil de detectar. Además, sus sensores están por debajo del agua y sobre la cubierta solamente hay una antena de comunicación.

El Wave Glider fue hallado el pasado 28 de septiembre, cerca de la vía principal de las operaciones de los submarinos británicos, que salen de la base de Faslane, en Escocia, de donde fue retirado por el Equipo de Rescate de Guardacostas local.

Un dispositivo similar, cuyo precio oscila los 250.000 dólares, fue hallado en septiembre del año pasado en Irlanda del Norte. También era gris y presentaba un casco desnudo con antenas y otros accesorios rotos y tampoco fue reclamado por su propietario, lo que sugiere que sus dueños prefieren mantener el anonimato, ahondando el misterio.

Covid19