Actualidad

Comienza en Argentina el juicio al policía Luis Chocobar, protagonista del caso más emblemático sobre 'gatillo fácil' en el país

Publicado:
El oficial, de 33 años, será juzgado por disparar y matar por la espalda a un joven que robó y apuñaló a un turista estadounidense en 2017.
Comienza en Argentina el juicio al policía Luis Chocobar, protagonista del caso más emblemático sobre 'gatillo fácil' en el país

Este viernes se dará inicio en Argentina al juicio contra el policía Luis Oscar Chocobar, quien en 2017 mató por la espalda a un joven que asaltó y apuñaló a un turista estadounidense en el barrio de La Boca, en la ciudad de Buenos Aires. 

Además del oficial, de 33 años, será juzgado el supuesto cómplice del delincuente muerto, quien al momento del hecho era menor de edad. 

Chocobar, quien se encuentra en libertad, está imputado por "homicidio agravado en exceso del cumplimiento del deber", en perjuicio de Juan Pablo Kukoc (18), quien, mientras escapaba de la escena corriendo, cayó al suelo víctima de tres disparos por la espalda, según se pudo constatar en las imágenes grabadas de las cámaras de seguridad de la zona. De ser encontrado culpable, Chocobar podría recibir una pena máxima de 5 años de prisión

En tanto, el  joven acusado de ser el cómplice de Kukoc está señalado por la "tentativa de homicidio criminis causa" en perjuicio del turista norteamericano Frank Joseph Wolek (60), quien pudo sobrevivir a una decena de puñaladas.

El 'gatillo fácil' y la 'doctrina Chocobar'

El de Luis Chocobar es un caso emblemático del llamado 'gatillo fácil' en Argentina, donde la brutalidad policial es moneda corriente. Según el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), en 2019, 95 civiles murieron en la zona metropolitana de Buenos Aires en hechos de violencia con participación de fuerzas de seguridad. 

Pero, datos aparte, la sociedad se debate entre las políticas de 'mano dura' contra la delincuencia, justificando el accionar del policía por defender a la víctima del robo, y el llamado 'garantismo', que busca apegarse a las leyes y tratados internacionales para preservar los derechos humanos de las personas aún cuando cometen delitos, y que se apoyan en el hecho de que Kukok no enfrentó en ningún momento a su homicida. 

A nivel político, el episodio del policía Chocobar es especialmente recordado por el trato que el Gobierno de Mauricio Macri le dio al uniformado apenas cometió el homicidio. 

El uniformado de la fuerza municipal de Avellaneda fue felicitado y recibido por el entonces presidente Mauricio Macri en Casa Rosada, mientras que la exministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien lo defendió desde el primer momento, lo visitó en su casa y lo invitó a su despacho para agradecerle por su accionar.

"Desde el primer día de gestión adoptamos un lema: cuidar a quienes nos cuidan", dijo en aquel momento. Y añadió que la administración macrista estaba "a su lado y al lado de todos los policías que cuidan a la gente y actúan según su deber".

A partir de ese momento, las políticas de mano dura y el apoyo de los efectivos de las fuerzas de seguridad que cometen excesos es denominada 'doctrina Chocobar', aunque Bullrich prefiere decir que es una "filosofía". 

Previo al comienzo del juicio que lo tendrá en el banquillo de los acusados, Chocobar hizo público un mensaje en el que afirma que se siente "acompañado", y agradeció a "la sociedad en general" por los mensajes de aliento que le llegan. 

Los hechos

El 8 de diciembre de 2017, el fotógrafo estadounidense Frank Wolek caminaba por La Boca cuando, poco antes de llegar a la calle Caminito, en una zona turística del sur de la capital argentina, fue interceptado por dos jóvenes que le robaron su cámara.

Como Wolek se resistía, uno de los agresores lo apuñaló una decena de veces en el pecho y lo dejó gravemente herido. Después, el asaltante escapó con su cómplice.

En medio de esa huída entró en acción Chocobar, quien se encontraba en la zona fuera de servicio y fuera de su jurisdicción. Según declaró, le pidió al asaltante que se tirara al suelo y efectuó los disparos, uno de los cuales impactó contra el piso y dio en la espalda de  Kukok, quien murió horas después.

Después de tomarse una licencia de ocho meses, Luis Chocobar se reincorporó a la fuerza local de Avellaneda en agosto de 2018, y permaneció imputado y en libertad hasta la llegada del juicio, que se realizará de manera remota ante la pandemia de coronavirus. 

En instancias previas, la Justicia modificó la carátula de la acusación de "exceso en la legítima defensa" a "homicidio agravado por uso de arma de fuego en exceso en el cumplimiento de un deber", y a pesar de los recursos interpuestos por la defensa del policía, tanto la Cámara Nacional de Casación como la Corte Suprema de Justicia ratificaron el procesamiento del efectivo. 

Emmanuel Gentile

Si te ha parecido interesante, compártelo con tus amigos.

rtnoticiasrtnoticias
Covid19