Actualidad

"¡Ponte el maldito barbijo!": un ultraortodoxo judío es intimidado por caminar con el rostro descubierto en Nueva York (VIDEO)

Publicado:
El hecho causó indignación en la Red en medio de la polémica por el rechazo de las mascarillas por parte de la comunidad jasídica.
"¡Ponte el maldito barbijo!": un ultraortodoxo judío es intimidado por caminar con el rostro descubierto en Nueva York (VIDEO)

El video de un automovilista que incrimina a los gritos a un hombre judío en Nueva York por no usar mascarilla en la vía pública ha causado una ola de indignación en la Red.

En las imágenes se aprecia cómo el sujeto al volante pasa al lado del peatón y le grita: "¡Ponte el maldito barbijo! ¡Hay casos de covid, apúrate, póntelo!", a lo que el transeúnte reacciona con un sobresalto y colocándose el tapabocas.

La grabación, cuya fecha exacta no ha trascendido, fue compartida este miércoles por Dov Hikind, antiguo asambleísta neoyorquino y fundador del grupo Estadounidenses Contra el Antisemitismo.

"¿Puedes imaginar si los roles estuvieran invertidos y un hombre judío gritara agresivamente y ordenara de forma amenazante a un hombre negro que se colocara la mascarilla, cuál sería la reacción?", escribió el autor de la entrada en Twitter.

De acuerdo con los lineamientos oficiales del estado de Nueva York, los barbijos solamente son obligatorios en espacios públicos en caso de no poder mantener una distancia de seguridad de 2 metros con respecto a otras personas. Sin embargo, el protagonista del video parece caminar por una acera vacía.

Mientras algunos calificaron lo sucedido como "una excusa para intimidar y aterrorizar a un hombre judío", otros responsabilizaron directamente al gobernador Andrew Cuomo, culpándolo de "poner el objetivo sobre la comunidad jasídica".

En las semanas recientes, la comunidad ultraortodoxa judía de Nueva York ha sido objeto de amplia discusión e incluso atrajo la atención de la policía a raíz de que aparentemente sus miembros se negaran a acatar las normas sobre el uso de mascarillas y los límites de las reuniones sociales.

Si te ha parecido interesante, ¡compártelo con tus amigos!

Covid19