Actualidad

El inventor danés que descuartizó a una periodista en su submarino toma una rehén e intenta fugarse amenazando con una bomba

Publicado:
Peter Madsen fue aprehendido por la Policía a pocos centenares de metros de la cárcel de Herstedvester, donde cumple cadena perpetua.

El inventor danés Peter Madsen, condenado a cadena perpetua por el asesinato de la periodista Kim Wall, intentó la madrugada de este martes escapar de la prisión de Herstedvester, cerca de Copenhague, informa el canal local TV 2.

El reo fue detenido por la Policía a varios centenares de metros del centro penitenciario. Según señalan los testigos del operativo, Madsen viajaba en una furgoneta que conducía otro hombre. Tras ser sacado del vehículo por los agentes, fue obligado a yacer en el suelo al lado de la carretera en una zona habitada. Las imágenes del fugitivo siendo apuntado por varios policías fuertemente armados se han difundido en las redes sociales.

Según TV 2, a la hora de la detención Madsen llevaba un cinturón que se sospechaba podía ser explosivo. Se cree que por este motivo el criminal estuvo sentado en el suelo con las manos detrás de la espalda al menos una hora y media, sugiere el canal. Cerca de las 13:00 (hora local) los agentes se llevaron al fugitivo.

Unas horas más tarde, desde la Policía aclararon que Madsen no llevaba explosivos y que el cinturón bomba era falso.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Prisiones de Dinamarca, Bo Yde Sorensen, dijo a la prensa que el reo logró escapar de la cárcel tras haber tomado como rehén a una psicóloga amenazándola con un objeto parecido a una pistola. La autenticidad del arma fue confirmada por los agentes.

El 10 de agosto de 2017, Madsen se embarcó con la periodista sueca Kim Wall en un sumergible de su creación y en la madrugada del día siguiente se declaró que la embarcación había desaparecido en el mar Báltico con sus dos ocupantes. Varias horas después, un barco privado rescató a Madsen y el 13 de agosto se recuperó la propia nave, donde no se encontró rastro alguno de la periodista. En los días posteriores, fue hallado en el mar un torso femenino sin extremidades ni cabeza, que la Policía determinó que pertenecía a Wall.

En 2018 Madsen fue juzgado y condenado a cadena perpetua. Sin embargo, el danés no admitió su culpabilidad hasta el pasado septiembre, cuando salieron a la luz unas conversaciones telefónicas mantenidas con un periodista, que las grabó de manera secreta.

Covid19