Actualidad

"EE.UU. no sabe con quién está bailando": Erdogan rechaza las amenazas de Washington sobre el despliegue del S-400

Publicado:
Las declaraciones del presidente turco se producen después de la reciente crítica del Pentágono.
"EE.UU. no sabe con quién está bailando": Erdogan rechaza las amenazas de Washington sobre el despliegue del S-400

Turquía no es un "estado tribal" al que se pueda amenazar, aseveró este domingo el presidente Recep Tayyip Erdogan, rechazando las advertencias de Washington en relación a la adquisición y pruebas de los sistemas antiaéreos S-400, de fabricación rusa.

El mandatario turco, durante un discurso en la ciudad de Malatya, aseveró que el despliegue de este sistema no será interrumpido ni por amenazas ni por sanciones de Occidente y hasta desafió a Washington a seguir adelante e introducir cualquier sanción relacionada con el S-400 que pudiera estar planeando.

"[EE.UU.] no sabe con quién está bailando. Independientemente de las sanciones que tenga, no nos haga esperar, impóngalas. Recibimos medidas suyas a través de los F-35, pagamos nuestro dinero, no nos entregó nuestros F-35, no lo hace. Nos amenazó. Dijo: 'Envía los S-400 de regreso a Rusia'", recordó.

"No somos un estado tribal. Somos Turquía", destacó Erdogan.

De este modo el presidente ha respondido a los recientes comentarios del Pentágono, que criticó la prueba en Turquía del sistema S-400. El Departamento de Defensa de EE.UU. condenó "en los términos más enérgicos" este ensayo, realizado el pasado 16 de octubre y confirmado este viernes por Erdogan.

El sistema de misiles antiaéreos S-400 Triumf ha sido diseñado para brindar protección altamente eficaz contra ataques aéreos con misiles balísticos estratégicos, de crucero, tácticos y de otro tipo. Es capaz de alcanzar objetivos que se mueven en el aire, incluidos aviones y misiles de crucero, desde una distancia de 400 kilómetros.

  • Ankara recibió dos baterías de sistemas de defensa antimisiles S-400 el año pasado y anunció que los pondría en servicio en abril del 2020
  • El contrato con Moscú causó tensión diplomática entre Ankara y su aliado de la OTAN, Washington
  • A la negativa turca de anular el trato, Washington respondió con la expulsión del país de su programa de armamento con cazas de quinta generación F-35, cancelando el suministro planeado para el país

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

Covid19