Actualidad

La oposición colombiana exige una reunión con Duque tras el atentado contra el senador y líder indígena Feliciano Valencia

Publicado:
Los adversarios políticos del mandatario cuestionan que no haya disposición del Ejecutivo para construir un nuevo plan de seguridad.
La oposición colombiana exige una reunión con Duque tras el atentado contra el senador y líder indígena Feliciano Valencia

El líder indígena y actual senador de Colombia por el Movimiento Alternativo Indígena y Social (MAIS) Feliciano Valencia sufrió un atentado este jueves, en el departamento del Cauca, al suroccidente del país.

Según precisó el propio Valencia, a través de Twitter, el ataque ocurrió en la "vía que conduce entre el corregimiento El Palo y Tacueyó, en el punto El Tierrero en Toribío".

El vehículo en que viajaba el senador recibió varios impactos de arma de fuego. Los hechos ocurrieron alrededor de las 9:40 horas, tiempo local. Sin dar mayores detalles, el legislador agregó que salió ileso "gracias a la madre naturaleza".

El senador se dirigía a la conmemoración de la masacre de La Luz, donde fueron asesinadas cinco personas en el casco urbano de Tacueyó, el 29 de octubre de 2019, incluyendo a la gobernadora indígena Cristina Bautista.

Eduin Mauricio Capaz Lectamo, coordinador del área de Derechos Humanos de la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte de Cauca (ACIN), difundió un vídeo en el que asegura que Valencia se encuentra protegido por la guardia indígena en Tacueyó.

Tras el atentado, el presidente de Colombia, Iván Duque, se comunicó con Valencia para expresarle su solidaridad. 

Mientras tanto, la oposición política insistió en entablar una reunión con Duque para atender el tema de la violencia en el país, tal como manifestó María José Pizarro Rodríguez, representante a la Cámara por Bogotá. "¿Cuántos atentados más tendremos que esperar?" para construir un plan de seguridad, cuestionó la legisladora.

Tan solo en lo que va de este año, organizaciones de derechos humanos registran 243 líderes sociales asesinados, unas cifras de violencia que se mantienen a pesar de la firma de los Acuerdos de Paz entre el Gobierno y las extintas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). 

Covid19