Actualidad

La pandemia de coronavirus provoca un bum de la jardinería en Filipinas

Publicado:
Este fenómeno ha llegado a traducirse en un aumento de los robos de plantas en parques públicos y bosques protegidos.
La pandemia de coronavirus provoca un bum de la jardinería en Filipinas

En Filipinas, durante la pandemia de coronavirus, se ha disparado una fiebre por la jardinería, especialmente luego que las medidas de confinamiento provocara un aumento de la demanda de vegetación, informa AFP. 

Este fenómeno, que se ha conocido como 'Plantdemic', ha contribuido al aumento de los precios de las plantas, así como al incremento de la recolección ilegal de plantas en parques públicos y bosques protegidos.

Los guardas forestales que patrullan los bosques de Zamboanga (en el sur del país) en busca de traficantes de fauna salvaje, también han recibido la orden de estar alerta ante ladrones de plantas. Los agentes han identificado en redes sociales especies vegetales que solo pueden encontrarse en las zonas protegidas de esta región.

"Antes de la pandemia no habíamos observado furtivos de las plantas", afirma María Christina Rodríguez, directora regional de Zamboanga del Departamento de Energía y Recursos Naturales.


Las redes sociales se han inundado con fotografías de flores y plantas que muchos filipinos han plantado en jardines y balcones para aliviar el estrés y el aburrimiento del confinamiento. 

Arlene Gumera-Paz, una vendedora de plantas de la ciudad de Manila, indicó que el volumen de ventas diarias en su negocio aumentó hasta tres veces cuando reabrió sus puertas luego de meses de cierre. 

Por otro lado, Alvin Chingcuangco, jardinero paisajista, aseveró que los precios de algunas variedades de las plantas monsteras (conocidas como costillas de Adán) alcanzan precios de hasta 55.000 pesos filipinos (1.136 dólares) cada una, en comparación con los 800 pesos (16,50 dólares) que costaban antes de la pandemia.

Ivy Bautista, compañera de gremio de Chingcuangco, ve con preocupación la "desmedida" subida de precios que han establecido algunos vendedores y cree que esa práctica podría acabar fomentando el furtivismo.

Covid19