Actualidad

Familiares de los 44 tripulantes del submarino ARA San Juan denuncian a Macri por encubrimiento

Publicado:
En vísperas del tercer aniversario de la desaparición de la nave aumenta la presión contra el expresidente, quien también está acusado de espionaje.

Familiares de los tripulantes del submarino argentino ARA San Juan, que estuvo desaparecido durante un año y en el que murieron 44 personas, denunciaron este miércoles al expresidente Mauricio Macri y al exministro de Defensa Oscar Aguad por encubrimiento agravado.

La abogada Valeria Carreras fue la encargada de iniciar la causa ante el Juzgado Federal número 12, que está a cargo del juez Sebastián Casanello, luego de que un miembro de la Armada declarara que el gobierno macrista supo casi desde el principio en dónde se había hundido el submarino, pero ocultó la información.

El caso vuelve así a tomar relevancia pública en vísperas de que se cumpla el tercer aniversario de la desaparición del ARA San Juan, ocurrida el 15 de noviembre de 2017, cuando el submarino dejó de tener contacto mientras se ubicaba a 430 kilómetros de la costa argentina.

Dos semanas más tarde, el gobierno dio por finalizada la búsqueda a pesar de que la nave no se había encontrado y en medio de los reclamos de los familiares, que esperaban que hubiera sobrevivientes.

En agosto de 2018, es decir, nueve meses después de la desaparición, el gobierno contrató a la firma Ocean Infinity para reiniciar la búsqueda a cambio de un pago de 7,5 millones de dólares que sólo se haría efectivo si hallaba al submarino, lo que la empresa logró el 17 de noviembre, justo un año después de la desaparición.

La tensión entre el gobierno y los familiares fue permanente, ya que hubo declaraciones desafortunadas de los funcionarios y acusaciones de los familiares por maltratos, presunta corrupción y negligencia en el operativo de búsqueda, ya que el submarino se encontró muy cerca del lugar en donde había desaparecido.

Nueva denuncia

La semana pasada, el diario Página 12 reveló que el contraalmirante Enrique López Mazzeo, quien será sometido a un juicio militar, declaró ante la justicia que el gobierno de Macri supo la ubicación del submarino desde el 5 de diciembre de 2017, es decir, tres semanas después de la desaparición, pero decidió ocultar la información.

"Cuando vean toda la documentación, se van a dar cuenta de que nosotros, cuando tuvimos que firmar el mensaje más doloroso en toda mi carrera, que fue el cierre del caso SAR (el operativo internacional de búsqueda del ARA San Juan), teníamos detectada la posición del submarino y por eso habíamos coordinado con la Marina Británica, el 5 de diciembre (de 2017), el pedido de un vehículo autónomo, porque sabíamos que podía estar únicamente en dos cañadones, que era lo que no podíamos verificar con todos los medios internacionales requeridos", afirmó López Mazzeo.

Ese es el mismo lugar en el que un año después se encontró la nave, por lo que ahora la justicia investigará por qué el gobierno tardó tanto en localizarla a pesar de que había indicios claros de su ubicación.

El contraalmirante agregó que sus superiores en la Armada actuaron con "ignominia", con una actitud "cobarde y mentirosa" y "movidos por intereses personales provocaron la demora en el hallazgo del naufragio, ignorando y desprestigiando el trabajo profesional al que afanosamente se entregó el personal naval durante la búsqueda de sus camaradas", a lo que se sumó "la forma inaudita en la que se extendió la agonía de los familiares y seres queridos".

Después de esta declaración, el fiscal ante la Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia, Norberto Beliver, anticipó que convocará a indagatoria a Macri y a su exministro de Defensa.

"El expresidente, como comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, tiene una responsabilidad en lo que pasó. Se supone que él y sus principales funcionarios son los que dan las órdenes y se supone que debería estar enterado del estado de las naves argentinas de guerra", afirmó, ya que una de las principales teorías es que el submarino estaba en malas condiciones y jamás debió haber zarpado.

Encubrimiento y espionaje

La presión judicial contra Macri se intensificó este miércoles con la denuncia por encubrimiento que fue interpuesta por la abogada Valeria Carreras, en nombre de los familiares.

De acuerdo con la acusación, las revelaciones de López Mazzeo generaron un "estado aun de estupor, por no encontrar explicación a este ocultamiento de la ubicación del submarino ARA San Juan, por no encontrar explicación sobre el tiempo que hicieron padecer a las familias, y la mendacidad para con los argentinos y el arco internacional que nos había brindado la ayuda".

Además, ya está en marcha otra causa judicial debido a que se comprobó que la Agencia Federal de Inteligencia espió de manera ilegal a los familiares de los tripulantes del ARA San Juan para infiltrarse en sus reuniones y así saber por anticipado los reclamos que le harían al gobierno, lo que ha sido criticado incluso por el actual ministro de Defensa, Agustín Rossi.

Macri enfrenta múltiples acusaciones en este sentido, ya que se ha demostrado que la inteligencia clandestina fue una práctica común durante su mandato y afectó a políticos oficialistas y opositores, periodistas, líderes sociales y presos ligados a la política.

Cecilia González

rtnoticiasrtnoticias
Covid19