Actualidad

Manifestantes incendian la sede del Congreso de Guatemala y se enfrentan a la Policía exigiendo el veto del presupuesto y la renuncia del presidente

Publicado:
Miles de guatemaltecos salieron a la calle para protestar contra el presidente Giammattei y el Congreso tras la aprobación del presupuesto del Estado para el próximo año, que prevé importantes reducciones en gastos sanitarios y de derechos humanos.

Este sábado, una masiva protesta ha tenido lugar en el centro histórico de Ciudad de Guatemala después de que el Congreso aprobara el miércoles el presupuesto del Estado para 2021, que prevé una gran deuda pública. Con su entrada en vigor cada guatemalteco deberá 1.690 dólares.

Los manifestantes exigen que el presidente del país, Alejandro Giammatei, vete el presupuesto para el año que viene, aprobado por los parlamentarios, y renuncie tal y como le propuso el vicepresidente Guillermo Castillo.

El vicepresidente Castillo instó a Giammattei a renunciar en conjunto en beneficio del país y dijo que no se han cumplido los compromisos adoptados durante la campaña. "Le he manifestado al presidente que las cosas no están bien, que muchos temas de gobierno y las decisiones que se han tomado yo no las comparto y no he sido consultado por la poca comunicación que tenemos con el señor presidente", agregó Castillo, que también señaló que una renuncia conjunta "permitiría oxigenar el rumbo del país y que sean nuevas personas las que vengan a tomar las decisiones más importantes". Se estima que en ese país centroamericano más de la mitad de los habitantes viven bajo el umbral de la pobreza.

Durante las protestas del sábado, un grupo de activistas irrumpió dentro del Palacio Legislativo y prendió fuego al edificio. Según detalla la prensa guatemalteca, estaban armados con piedras, palos y bates.

Varios minutos después de la toma, al lugar llegaron agentes antidisturbios, quienes retomaron el control de las instalaciones. A la sede parlamentaria también llegaron los bomberos y lograron controlar el incendio.

Como se puede apreciar en videos grabados en el lugar, las tensiones se extendieron a las calles adyacentes al Palacio Legislativo. Para dispersar a los manifestantes, la Policía utilizó gases lacrimógenos y se han producido detenciones.

Varios bomberos y periodistas se han intoxicado durante los enfrentamientos, siendo atendidos por médicos. 

Entre tanto, la Policía afirma estar actuando "con la finalidad de proteger a los ciudadanos, que de forma pacífica participan en una manifestación". 

Por su parte, Giammattei llamó a los manifestantes a abstenerse de destruir la propiedad y amenazó con perseguir a quienes actúen violentamente.

"Reitero que se tiene el derecho de manifestar conforme la ley. Pero tampoco podemos permitir que se vandalice con la propiedad pública o privada. Al que se le compruebe su participación en estos hechos delictivos le caerá todo el peso de la ley", tuiteó el mandatario.

De acuerdo a la prensa local, una reunión en la Plaza de la Constitución, a varios cientos de metros de la sede del Congreso, se ha desarrollado de forma pacífica y sin incidentes.

En una entrevista con RT el analista político, Sandino Asturias, afirmó que existen problemas estructurales dentro del país. Añadió que para resolverlos, el Gobierno debe entablar un diálogo directo con la ciudadanía.

Covid19