Actualidad

Por qué una reforma aprobada en el Senado de México podría poner en riesgo las reservas internacionales y la "estabilidad monetaria" del país

Publicado:
La polémica iniciativa ha sido cuestionada por expertos, que consideran que el Banco de México podría terminar legitimando capitales del narcotráfico.
Por qué una reforma aprobada en el Senado de México podría poner en riesgo las reservas internacionales y la "estabilidad monetaria" del país

La reforma a la Ley General del Banco de México, aprobada por el Senado el pasado 9 de diciembre, obliga al banco central a comprar el excedente de dólares en efectivo que ingresen al país, principalmente derivados de las remesas, el turismo y el crimen organizado.

De acuerdo con especialistas y el mismo banco central, los términos en que fue aprobada esa ley generarían un alto riesgo de que la institución se vea forzada a comprar dólares provenientes del lavado de dinero y podría derivar ensanciones internacionales y congelamiento de cuentas.

El punto central de la polémica

Actualmente, la gente que recibe dólares por el envío de remesas de migrantes mexicanos y otras actividades relacionadas con el sector turismo, se ven obligados a vender sus divisas a los bancos comerciales, que a su vez regresan esos dólares a EE.UU., a través de transacciones en el sistema financiero.

Con la reforma, esta situación cambiaría. De manera que, en lugar de que los bancos comerciales regresen los dólares a EE.UU., el Banco de México estaría obligado a comprar el excedente de divisas para ingresarlo a las reservas del país.

El problema es que, además de los dólares circulantes obtenidos por las remesas o el turismo, existe una enorme cantidad de divisas en México provenientes de la delincuencia organizada. De este modo, la reforma aprobada en el Senado abre las puertas a que grupos criminales puedan lavar dinero, que pasaría a formar parte de las reservas internacionales del país.

Con ello, el riesgo de sanciones internacionales pasaría de la banca comercial al banco central, comprometiendo las reservas monetarias de todo el país.  

¿Cuál es la justificación?

La reforma legal otorga certeza jurídica para que los dólares obtenidos por los mexicanos en el turismo o vía remesas puedan ser canjeados por pesos en los bancos, de una forma legal y segura.

Actualmente, la gente que recibe dólares por la venta de artesanías u otras actividades lícitas canjea ese dinero en bancos comerciales al tipo de cambio que ofrece cada entidad financiera, lo que otorga grandes ventajas para la banca en detrimento de los poseedores de las divisas. 

La iniciativa, presentada por el senador Ricardo Monreal, coordinador de la bancada del partido Morena —afín al presidente Andrés Manuel López Obrador— busca obligar al Banco de México a comprar los dólares excedentes en el sistema financiero para que los mexicanos puedan portar dólares, sin temor de que sean confiscados o afectados con el tipo de cambio entre divisas.

Sin embargo, el planteamiento fue objeto de varias críticas, no solamente entre legisladores de oposición, sino incluso entre los aliados de Morena. 

La senadora Nancy de la Sierra Arámburo recalcó que no está claro cómo es que esta reforma favorece a las personas que reciben remesas, pues estas representan una porción mínima de las divisas objeto del dictamen.

De acuerdo con datos del Banco de México, la población que pretende ser beneficiada con la iniciativa representaría apenas el 1 % de todas las remesas que ingresan al país.

Por su parte, el legislador opositor Emilio Álvarez Icaza indicó que la aprobación de esta iniciativa convertiría al Banco de México en una "lavadora de dinero del narcotráfico".

El tema generó críticas entre algunos usuarios de redes, debido a que el lavado de dinero ha sido identificado por las autoridades mexicanas como uno de los principales problemas del país.

Una opinión que, hasta cierto punto, es compartida por autoridades del banco central.

Lavado de dinero y sanciones

Tras la aprobación de la iniciativa, el Banco de México emitió un comunicado en el que señala que sus observaciones a la propuesta de ley no fueron atendidas por los legisladores, y advirtió que existe un enorme riesgo de comprometer las reservas nacionales en moneda extranjera.

El banco central expuso que las autoridades competentes en materia de prevención del lavado de dinero coinciden en que la obligación de "operar con billetes y monedas extranjeros, que son considerados de alto riesgo", podría ocasionar que dinero proveniente del crimen organizado ingrese a las reservas del país.

"Ello podría dar lugar a que autoridades extranjeras impongan restricciones a las entidades financieras de su país, y que ofrecen servicios de corresponsalía a las instituciones mexicanas para procesar la moneda extranjera que estas últimas capten", señala el comunicado. 

El economista y subgobernador del Banco de México, Gerardo Esquivel, consideró que la aprobación de la ley atenta contra la seguridad de las reservas internacionales del país.

"Lamentable que se hayan aprobado en el Senado reformas a la Ley del Banco de México que ponen en riesgo a las reservas internacionales y que atentan contra la autonomía del Banco de México. Espero que en la Cámara de Diputados se corrija esta situación", dijo Esquivel en un mensaje difundido en redes.

Las autoridades del Banco de México también consideraron que la iniciativa vulnera la autonomía constitucional del banco central, en lo referente a la toma de decisiones técnicas en materia de divisas.

Estabilidad monetaria en riesgo

La economista Valeria Moy explicó que obligar al Banco de México a tomar los dólares "sobrantes" que los bancos comerciales no puedan regresar a EE.UU. provocaría que el ente emisor sufra alteraciones en el balance de sus reservas.

"Se traspasa el riesgo de los bancos comerciales al banco central; es decir, Banco de México acabaría incorporando a las reservas internacionales recursos de procedencia ilícita, corriendo incluso el riesgo de que éstas fueran congeladas de darse una investigación de lavado de dinero. Por supuesto que estaríamos en la mira internacional y sujetos a sanciones internacionales. La estabilidad monetaria quedaría en entredicho", señaló Moy.

La experta consideró incongruente la propuesta, toda vez que el 98,5 % de los ingresos por remesas que recibe México se realizan a través del sistema financiero, por lo cual, no existe necesidad de poner en peligro las reservas del banco central.

La iniciativa todavía debe ser revisada, discutida y aprobada en la Cámara de Diputados. 

Las autoridades del Banco de México hicieron un llamado a los legisladores a atender los señalamientos antes de aprobar la reforma de ley en los mismos términos del Senado. 

Manuel Hernández Borbolla

Si te ha parecido interesante, compártelo con tus amigos.

rtnoticiasrtnoticias
Covid19