Actualidad

"La profe caballa", la maestra rural chilena que cabalga por horas y va "hasta donde el diablo pierde el poncho" para dar clases

Publicado:
Por su labor, la educadora Cicilia Gatica fue premiada como "heroína de la pandemia" por una empresa de administración de pensiones.
Cicilia Gatica

Una maestra chilena de educación básica que viaja hasta ocho horas a caballo para darle clases a sus alumnos ha sido reconocida este año como 'Heroína de la pandemia' en Chile.

La empresa privada de compensación de prestaciones Caja Los Héroes transmitió el pasado lunes, a través de cuenta de Instagram, la edición número 11 de la premiación a los 'Nuevos Héroes' en la que Cicilia Gatica, de 52 años, se alzó con el galardón de carácter nacional.

Según los organizadores, el reconocimiento se otorgó "en un año tremendamente complejo por la pandemia" en el que "hubo muchos héroes anónimos" que fueron "nominados por su relevante ayuda al prójimo frente a las necesidades que generó el Covid-19", recoge su página en la web.

¿Cómo es el trabajo de una maestra rural?

Antes de anunciar el ganador del premio, la periodista chilena Catalina Droguett conversó brevemente con Cicilia, quien le narró las motivaciones que tuvo para poder continuar con su labor de docencia, a pesar del aislamiento por el coronavirus.

La maestra imparte clases en la Escuela Sara Cruz Alvayay, en Junta de Valeriano, un villorio rural en la provincia del Huasco, que forma parte de la región de Atacama.

La educadora explicó que en la zona, ubicada en la falda de la cordillera andina, hay una señal débil e intermitente de internet y que "no todos sus estudiantes cuentan con un plan de datos para el teléfono".

Esta maestra, que imparte clases a 18 alumnos de nivel básico, contó además que los familiares de los chicos viven de la crianza del ganado, y que "no siempre tienen plata" para contratar servicios de internet.

Frente al protocolo sanitario que debía cumplirse para evitar la propagación del coronavirus, Cicilia le preguntó a padres cómo podrían solucionar la situación. "Hice un puerta a puerta porque jamás iba a abandonar a los niños y niñas", afirmó en un contacto virtual con el jurado del premio.

"Los niños me preguntaron si podía visitarlos a la casa y les dije: '¡por supuesto! No hay problema'". Tras esa respuesta, se propuso elaborar un calendario para planificar los encuentros. Allí comenzó otro reto.

"La profe caballa" 

La solución que encontró Cicilia para continuar en contacto con sus alumnos se tropezó con un problema que ponía en peligro el proceso de aprendizaje de los niños.

Las familias de los pequeños les notificaron que en estos meses debían ir a la cordillera a cuidar el ganado "que estaba solo", y que tenían que llevarse a sus hijos para que los ayudaran en las labores del campo.

Frente a este panorama, la maestra pensó en una alternativa para poder cumplir con la petición de sus estudiantes y les pidió a sus padres que le facilitaran un caballo. "Voy a llegar donde están ustedes con sus hijos", les dijo.

Así organizaron los horarios y pudieron establecerse dos visitas mensuales a cada pequeño, lo que implica un gran esfuerzo y compromiso para "La profe caballa", como la cariñosamente la llaman.

Cicilia debía cabalgar durante ocho horas para llegar hasta los chicos, con un nivel de dificultad del recorrido que se incrementó porque en tres de los trayectos debía atravesar quebradas, que implican dormir en la casa de los estudiantes y tomar descansos de un día por medio.

La labor de los maestros rurales

Cicilia asevera que nunca imaginó que su historia "causara tanto impacto" y que "nadie sabe todo lo que hacen los profesores rurales" para lograr el objetivo de impartir clases a sus alumnos.

"Entrar a los corazones y hogares me permitió hacer un diagnóstico, retroalimentarme, reflexionar sobre el trabajo que estuve haciendo porque ahora es diferente", dijo.

"Este premio no significa que esto va a parar. Voy a seguir con más fuerza", expresó entre lágrimas al recibir el reconocimiento en su casa.

Durante la entrega del reconocimiento, los organizadores presentaron un video grabado en Junta de Valeriano donde hay imágenes de "La profe caballa" por distintos parajes de la cordillera andina.

"Lo que más me gusta de la profesora es que llega a ayudarnos adonde el diablo pierde el poncho", cuenta uno de los alumnos entrevistados en el registro audiovisual.

rtnoticiasrtnoticias
Covid19