Actualidad

Observan por primera vez la actividad del ADN de cuatro cadenas en células vivas: un "eslabón perdido" que podría ayudar en la lucha contra el cáncer

Publicado:
Dado que las moléculas de este tipo se asocian con un riesgo elevado de cáncer, su mejor conocimiento podría reducir la mortalidad por esa dolencia.
Observan por primera vez la actividad del ADN de cuatro cadenas en células vivas: un "eslabón perdido" que podría ayudar en la lucha contra el cáncer

Tres grupos de científicos, del Reino Unido y Países Bajos, elaboraron un método para detectar y observar las moléculas del ADN de cuatro cadenas, o G-cuádruples (G4s), en células vivas.

El ADN se constituye normalmente en cadenas de doble hélice. Los investigadores pudieron hacer que esas moléculas adoptarán otras formas, pero solo en probetas.

"Se ha ido acumulando evidencia de que los G-cuádruples juegan un papel importante en una amplia variedad de procesos vitales para la vida, así como en una serie de enfermedades, pero el eslabón perdido ha sido la imagen de esta estructura directamente en las células vivas", explicó un miembro del equipo, Ben Lewis, citado por un comunicado del Colegio Imperial de Londres, publicado el pasado viernes.

Para identificar esas moléculas, los investigadores utilizaron una sonda química fluorescente denominada DAOTA-M2. En vez de monitorear el brillo de la sustancia, midieron cuánto tiempo duraba la fluorescencia. Determinaron que el método es capaz de visualizar inequívocamente las G4s. Además, descubrieron que permite estudiar con qué moléculas interactúan.

Dado que las moléculas del ADN de cuatro cadenas se asocian con un riesgo elevado de cáncer, un mejor conocimiento al respecto podría reducir la mortalidad por esa dolencia. "Muchos investigadores se han interesado en el potencial de las moléculas capaces de atrapar los G-cuádruples como posibles fármacos para enfermedades como el cáncer. Nuestro método ayudará a progresar en la comprensión de estos potenciales nuevos fármacos", cita el mismo texto al profesor Ramón Vilar, que también participó en el estudio.

El artículo correspondiente fue publicado en la revista Nature Communications el 8 de enero.

Si te ha parecido interesante, ¡compártelo con tus amigos!

rtnoticiasrtnoticias
Covid19