Actualidad

Fin del período presidencial, nueva Constitución y elecciones: los puntos clave de las protestas en Haití

Publicado:
Los opositores sostienen que el período presidencial del actual mandatario culmina el 7 de febrero próximo; mientras, el Gobierno, que impulsa una nueva Constitución en el convulsionado país, tiene previsto que sea en 2022.

La oposición haitiana retomó esta semana las protestas antigubernamentales para exigir que el presidente, Jovenel Moïse, renuncie a su cargo. 

Desde el pasado viernes, 15 de enero, cuando convocaron el 'Día Nacional de Movilización', las manifestaciones se suceden por todo el país, especialmente en Puerto Príncipe, la capital, y la Policía ha reprimido con gases lacrimógenos a los descontentos. 

Hace dos días, incluso, los manifestantes llegaron hasta la sede de la Embajada de EE.UU. para pedir al país norteamericano que cese su apoyo al presidente, a quien consideran un "delincuente" y "corrupto", tal como explicó André Michel, miembro de la coalición opositora Sector Democrático y Popular.

Los manifestantes alegan que el período presidencial ya está por expirar y que Moïse busca aferrarse al poder. Además, exigen la celebración de comicios legislativos, tras la disolución del Parlamento hace más de un año.

"La prioridad ahora mismo es poner en marcha otro sistema económico, social y político [...] Está claro que Moïse está aferrándose al poder", comentó Michel a AP.

¿Hasta cuándo gobierna Moïse?

Una de las disputas es el período de mandato de Moïse. La Constitución haitiana establece un lapso presidencial de cinco años; el problema con el actual radica en si se comienza a contar en 2016 o 2017, de acuerdo con las partes en conflicto.

Moïse asumió el cargo el 7 de febrero de 2017. De acuerdo con esa fecha, su período gubernamental culminaría el 7 de febrero de 2022.

Sin embargo, el mandatario fue juramentado tras la repetición de comicios electorales en noviembre de 2016, luego que las elecciones celebradas un año antes, en octubre de 2015, fueran anuladas por denuncias de fraude. 

Así, la oposición considera que el 7 de febrero de 2021, es decir, en dos semanas, vence su mandato. Sus detractores aseguran que, según la Constitución —concretamente el artículo 134-2—, debido a esa repetición de los comicios, los cinco años de gobierno de Moïse comenzaron a contar en febrero 2016, una vez vencido el período del expresidente Michel Martelly, y no en 2017, cuando asumió formalmente.

Durante el caótico año electoral, que demoró los comicios hasta finales de 2016, gobernó Jocelerme Privert como mandatario interino.

Parlamento disuelto

Otro de los reclamos de la oposición haitiana es la celebración de comicios legislativos tan pronto como sea posible.

La petición se debe a que en enero de 2020, Moïse declaró la caducidad del período legislativo, al vencerse el mandato de los diputados y de la mayoría de los senadores, y, por consiguiente, dejó de estar en funcionamiento este órgano del Estado.

Desde entonces no se han celebrado los comicios para poner en marcha el Parlamento y Moïse gobierna por decretos.

Uno de esos decretos limitó los poderes del Tribunal de Cuentas, encargado de auditar contratos del gobierno. Otro, estableció como terrorismo los actos como robo, incendio provocado y bloqueo de carreteras, que son habituales en las protestas antigubernamentales. Con otra medida más, creó la Agencia Nacional de Inteligencia (ANI), que solo responde ante la Presidencia.

Sobre estos dos últimos decretos, el Core Group, integrado por los representantes en Haití de las Naciones Unidas y varios países, manifestó su preocupación. "Adoptados en áreas que son competencia de un Parlamento, no parecen ajustarse a ciertos principios fundamentales de la democracia, el estado de derecho y los derechos civiles y políticos de los ciudadanos", dice un comunicado publicado el 12 de diciembre de 2020. 

La nueva Constitución

A las protestas se suma el rechazo a la nueva Constitución que impulsa el Gobierno haitiano, texto hasta ahora desconocido por la población.

"La nueva Constitución está siendo elaborada por una comisión prácticamente secreta, bajo un mecanismo que la propia Constitución vigente no establece, el mecanismo consultivo no existe", explica el sociólogo Lautaro Rivara, en entrevista con RT.

Según Rivara, han trascendido algunas cosas que podría contener la nueva Constitución, como "volver a un esquema hiperpresidencialsita", una eventual "eliminación del Parlamento" y "ratificar de forma constitucional esta quita de poderes y atribuciones también al Poder Judicial".

De acuerdo con un cronograma establecido por el Consejo Electoral Provisional (CEP), el 25 de abril se sometería a referéndum la nueva Carta Magna para su aprobación.

Elecciones en 2021

En el cronograma del CEP, además de este referéndum por la nueva Constitución, el organismo estableció que el 19 de septiembre se llevarán a cabo los comicios presidenciales y legislativos en el país.

De ser necesario un balotaje, este se hará el 21 de noviembre; día en el que también se realizarán las elecciones municipales.

"El año 2021 es un año muy importante para el futuro del país. Lo llamamos el Año de la Constitución, el Año de las Elecciones y la Electricidad", dijo Moïse el pasado 1 de enero.

Mientras, el opositor Michel comentó que "el Sector Democrático y Popular rechaza el calendario electoral" y que solo quedan "dos cuestiones" en la agenda, que son "la aceleración de la movilización ciudadana y el acuerdo necesario para la gestión y éxito de la transición" de gobierno.

rtnoticiasrtnoticias
Covid19