Actualidad

FOTOS: La Policía de Londres desaloja una protesta contra el proyecto de ferrocarril "más costoso, derrochador y destructivo" del Reino Unido

Publicado:
Los activistas llevan meses viviendo en árboles y cavando un túnel subterráneo como medida de defensa ante el desalojo.
FOTOS: La Policía de Londres desaloja una protesta contra el proyecto de ferrocarril "más costoso, derrochador y destructivo" del Reino Unido

Agentes de la Policía británica han empezado a desalojar a los participantes de una protesta contra un proyecto de ferrocarril de alta velocidad. Los ecologistas llevan meses acampados en el centro de Londres e incluso han excavado un túnel subterráneo para protegerse.

La protesta empezó el pasado agosto cerca de la estación de Euston, en pleno centro de la capital británica, y desde entonces los activistas del grupo HS2 Rebellion vivían en tiendas de campaña y casitas construidas en los árboles. Durante ese periodo han excavado un túnel de 30 metros de largo y 4,5 metros de profundidad, según ha dicho uno de los manifestantes citado por la BBC.

Una portavoz de la constructora del ferrocarril de alta velocidad High Speed 2 (HS2) ha afirmado que los manifestantes han invadido terrenos propiedad de la compañía, en los que se debe construir el proyecto ferroviario, valorado en unos 145.000 millones de dólares.

La Policía arrestó a cinco hombres y una mujer, pero uno de los hombres posteriormente fue liberado. La mayoría de los manifestantes están subidos a los árboles, algunos de ellos suspendidos en arneses de seguridad, y corean eslóganes mediante un altavoz.

Según los activistas, el túnel que han cavado es su defensa contra el desalojo. HS2 Rebellion ha comunicado que cuatro de sus miembros se han encadenado dentro del túnel.

Martin Andryjankczyk, uno de los activistas, señaló que la Policía tardará "al menos una o dos semanas" en expulsar a todos los manifestantes.

El proyecto HS2, que conectará Londres, Birmingham, Mánchester y Leeds tras su compleción dentro de 20 años, está diseñado para reducir el tráfico de pasajeros y reequilibrar la economía.

Los activistas lo condenan por ser "el proyecto más costoso, derrochador y destructivo de la historia británica", e indican que supondrá destruir o dañar irreparablemente 108 bosques antiguos y 693 sitios de vida silvestre.

Los directores del proyecto han prometido plantar 7 millones de árboles durante la primera década de construcción y que la mayoría de los bosques por donde pasen las vías se mantendrán intactos.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

rtnoticiasrtnoticias
Covid19