Actualidad

"Se vuelven a reunir los cómplices": Lydia Cacho tras el ingreso de Mario Marín a la misma prisión en donde está el pederasta Succar Kuri

Publicado:
El exgobernador de Puebla fue detenido y trasladado al Centro de Readaptación Social (Cereso) de Cancún, por su presunta responsabilidad en el caso de tortura de la periodista mexicana.
"Se vuelven a reunir los cómplices": Lydia Cacho tras el ingreso de Mario Marín a la misma prisión en donde está el pederasta Succar Kuri

Un día después de la detención del exgobernador de Puebla, Mario Marín, la periodista mexicana Lydia Cacho destacó que el político se encuentra en la misma prisión que su cómplice, el empresario Jean Succar Kuri.

A Marín se le considera uno de los supuestos autores intelectuales de la tortura que vivió la activista hace 15 años, después de documentar la red de pornografía infantil de la que formó parte Succar Kuri. 

"Se vuelven a reunir los cómplices, pero ahora en condiciones muy diferentes. Ya no hay fiesta ni lujo, tampoco niñas víctimas en manos de los pederastas. No hay brindis ni celebración", escribió Cacho en su cuenta de Twitter. 

La también activista destacó en la red social que "el periodismo es el camino hacia la justicia".

La madrugada de este jueves, Marín fue ingresado al Centro de Readaptación Social (Cereso) de Cancún, Quintana Roo, tras ser detenido en una casa de Acapulco, Guerrero, por su presunta participación como autor intelectual en la detención arbitraria y tortura que vivió Cacho entre el 16 y 17 de diciembre de 2005. 

En espera de que comparezca ante el Juzgado Segundo de Distrito de Cancún, en donde un juez dictará una medida cautelar, Marín permanece en la misma cárcel en la que está internado Succar Kuri, quien fue sentenciado a 112 años de prisión por pornografía infantil y corrupción de menores.

Red de explotación de menores

En su el libro 'Los demonios del Edén', Cacho documentó una red de pornografía infantil y trata de menores encabezada por Succar Kuri y de la que formaba parte el empresario Kamel Nacif —prófugo de la Justicia mexicana—, con la complicidad de diversas autoridades y políticos.

Tras la publicación de esta obra, Nacif demandó a Cacho por difamación, al exhibir que el empresario era parte de esta red de explotación sexual de menores. El 16 de diciembre de 2005, la periodista fue detenida en Quintana Roo y trasladada a Puebla, en donde radicaba la orden judicial en su contra.  

No obstante, en el trayecto de 1.500 kilómetros entre Quintana Roo y Puebla, Cacho estuvo incomunicada y fue víctima de violencia sexual y tortura por parte de los policías que la trasladaban.

Tras la presión mediática de diversas organizaciones por las violaciones a los derechos humanos cometidos por elementos de la Policía Judicial de Puebla y la Procuraduría General de Justicia de Quintana Roo en contra de Cacho, la defensora obtuvo su libertad bajo fianza. 

Llamada de Marín y Nacif

Para el 14 de febrero de 2006, se difundió en medios la grabación de una llamada telefónica entre el exgobernador Marín y Nacif, en la cual el empresario que está actualmente prófugo le agradecía al político poblano por detener y procesar a Cacho

En la conversación, cuyo contenido fue difundido por medios locales, Nacif le llama "gober precioso" y "héroe de esta película" a Marín. Por su parte, el político reconoce que le dio "un pinche coscorrón" a la "vieja cabrona", en referencia a la detención de Cacho y su posterior traslado ilegal desde Quintana Roo a Puebla. 

Tras la detención de Marín por parte de miembros de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), Cacho celebró el arresto: "Llevo 14 años buscando justicia por haber sido torturada por este cómplice de redes de #PornografíaInfantil. Vamos por todos", escribió la periodista en su cuenta de Twitter. 

rtnoticiasrtnoticias
Covid19