Actualidad

Un cantante encarcelado por pedofilia recibe la vacuna contra el covid-19 y levanta críticas en Reino Unido

Publicado:
"Está mal dar un trato especial a los criminales. Esta decisión necesita un replanteamiento urgente", opina David Spencer, director del Centro para la Prevención del Crimen.
Un cantante encarcelado por pedofilia recibe la vacuna contra el covid-19 y levanta críticas en Reino Unido

El cantante británico Gary Glitter, actualmente en prisión tras ser declarado culpable de pedofilia en 2015, ha recibido la vacuna contra el covid-19, una decisión que ha provocado críticas en Reino Unido por parte de activistas que creen al compositor, de 76 años, se le dio prioridad por encima del resto de ciudadanos, informa el diario The Sun.

"Hay muchos trabajadores clave y personas vulnerables que aún no han sido vacunados. Está mal dar un trato especial a los criminales antes que a ellos. Esta decisión necesita un replanteamiento urgente", opina David Spencer, director del Centro para la Prevención del Crimen.

Desde la prisión de The Verne, en el sur de Inglaterra, donde cumple su condena el músico, aseguran que ninguno de los prisioneros está siendo priorizado. Glitter, cuyo nombre real es Paul Francis Gadd, hace parte de la lista de presos que, debido a su edad, están entre los primeros en recibir el fármaco. "Muchos han sido encarcelados en los últimos años por crímenes horribles que se remontan a décadas atrás. Hay algunas cárceles donde hay un grupo significativo de agresores sexuales de edad avanzada, todos de 70 y 80 años. Debido a su edad, recibirán primero la vacuna", destacan.

Un portavoz del Gobierno ha reiterado que los presos están siendo vacunados "al mismo tiempo que la ciudadanía en general", como lo indica el enfoque en la distribución, que se centra en los trabajadores de la salud, los residentes de hogares de ancianos y las personas de la tercera edad. Nazir Arzal, exfiscal en jefe de la Corona para el noroeste de Reino Unido, también apoya la vacunación de Glitter porque "protege a todos en esa prisión: al personal, a sus familias y a otros reos".

En redes sociales la noticia ha generado opiniones divididas. Mientras unos consideran inapropiado que Glitter haya tenido acceso a la vacuna antes que sus víctimas y los oficiales de la prisión que lo custodian, otros señalan que las prisiones tienen el deber de cuidar a sus reclusos. "Independientemente de lo que usted o ellos piensen de Gary Glitter, no existe una prueba de moralidad para determinar la idoneidad para una vacuna", escribe un usuario. 

En 1999, Gary Glitter fue condenado en Reino Unido a cuatro meses de prisión por descarga de imágenes de pornografía infantil. Posteriormente, en 2006, fue declarado culpable de actos obscenos hacia dos menores y volvió a ser encarcelado hasta su puesta en libertad en 2008. Sin embargo, en 2015 Glitter volvió a la cárcel tras ser declarado culpable de intento de violación y otros delitos sexuales y condenado a 16 años de prisión.

rtnoticiasrtnoticias
Covid19