Actualidad

La paraestatal CFE de México pierde más de 20.000 millones de dólares por beneficiar a empresas privadas

Publicado:
Funcionarios de la empresa eléctrica sostuvieron que el Gobierno mexicano busca revertir el esquema de "subsidios y simulación" con el que se privilegió a compañías particulares.
La paraestatal CFE de México pierde más de 20.000 millones de dólares por beneficiar a empresas privadas

La empresa paraestatal mexicana Comisión Federal de Electricidad (CFE) registra pérdidas por valor de 412.410 millones de pesos (20.586 millones de dólares) por contratos con empresas privadas, debido principalmente a subsidios.

Así lo informaron directivos de la compañía durante un foro organizado en el Congreso, donde actualmente se discute una iniciativa de ley impulsada por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quien busca acotar a las empresas privadas que fueron beneficiadas tras la reforma energética de 2014.

Esquema de simulación

En este sentido, Miguel Santiago Reyes, director de CFE Energía, señaló que la Ley de la Industria Eléctrica vigente en la actualidad pone en riesgo a la compañía paraestatal, pues la obliga a comprar energía a generadores privados beneficiados con subsidios y precios simulados a expensas de la paraestatal.

"La reforma energética en materia eléctrica creó un modelo de mercado simulado donde los recursos y mecanismos están dirigidos a favorecer a grupos económicos privados, en detrimento de la CFE", dijo el funcionario durante un sesión de Parlamento Abierto en la Cámara de Diputados, celebrada el jueves. En este sentido, señaló que las empresas privadas operan con "precios de energía simulados y subsidiados".

Reyes detalló que la reforma energética incrementó las tarifas eléctricas en 35 %, desde 2015, al pasar de un precio de 1,39 pesos por kilowatt-hora a los 1,91 pesos por kilowatt-hora que cuesta actualmente.

También explicó que la reforma energética promovió un "crecimiento desmedido" en los permisos para la generación de electricidad, provocando que México tenga una sobreoferta de 34.900 mega-watts para el periodo 2020-2024.

El funcionario criticó que las compañías privadas de energía estén financiando una campaña en medios nacionales e internacionales para promover las energías renovables, acusando al Gobierno mexicano de querer generar electricidad con fuentes "sucias", de origen fósil.

Según Reyes, la CFE genera prácticamente el doble de energía renovable frente a las empresas privadas, ya que del total de las energías renovables en México, el 13 % es generada mediante empresas públicas en hidroeléctricas y otras fuentes, mientras solo un 7 % proviene de energía eólica y fotovoltáica desarrollada por privados. 

"Es falso que las renovables sean más baratas. Son una simulación", señaló Reyes. "Dejen de manipular a la opinión pública", reprochó. 

En el mismo sentido, Edmundo Sánchez Aguilar, director corporativo de Finanzas de la CFE, dijo que respaldar a las energías renovables requiere subsidios por 90.000 millones de pesos al año (4.492 millones de dólares).

Entre las empresas más beneficiadas por el esquema de subsidios destaca la española Iberdrola, que recibe casi 56.000 millones de pesos en subsidios (2.795 millones de dólares), por ejemplo, con una serie de precios preferenciales como ocurre con el parque eólico de La Venta. 

Polémica y debate

En enero pasado, López Obrador envió a la Cámara de Diputados una propuesta legislativa preferente para reformar la Ley de Industria Eléctrica, la cual propone establecer como prioridad de Estado la generación de energía eléctrica en hidroeléctricas y plantas de la CFE, por encima de la electricidad generada por empresas particulares.

Un proyecto ha sido calificado como una "contrarreforma" energética de carácter estatista.

La iniciativa provocó una serie de críticas por parte de analistas y consultores que promueven la apertura del sector eléctrico, quienes consideran que la propuesta podría perjudicar la generación de energía renovable en el país, violar tratados comerciales a nivel internacional o provocar que México tenga que pagar indemnizaciones millonarias. 

En respuesta, López Obrador ha señalado que el objetivo de estos grupos era destruir a la CFE para que las empresas privadas pudieran manejar el 80 % del mercado eléctrico. 

A estos empresarios no solo se les tiene que comprar la energía eléctrica, sino se les entregan subsidios, cosa que no sucede en ningún lugar del mundo.

rtnoticiasrtnoticias
Covid19