Actualidad

Los estragos económicos de la pandemia en América Latina a un año del primer contagio registrado

Publicado:
Además de los enfermos y las víctimas, el coronavirus agrandó las brechas sociales, creció el desempleo y la actividad se desplomó.

Este 26 de febrero se cumple un año desde que América Latina registró el primer caso positivo de coronavirus, cuando un turista recién llegado de Italia confirmó en Brasil que se había contagiado. Desde ese entonces, 21 millones de personas se han infectado, 671.000 murieron y empeoraron las condiciones de vida para grandes sectores de la población regional.

En efecto, la participación laboral de las mujeres se redujo desde un 52 % hasta un 46 % entre 2019 y 2020, mientras que en los hombres cayó desde un 73,6 % a un 69 %, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL). Con ese marco, según la agrupación Acción Contra el Hambre, mientras que en 2019 la inseguridad alimentaria alcanzaba a 3,4 millones de personas, en 2020 la cifra superó a las 10 millones. 

Además de la dificultad en el acceso a los alimentos, el secretario general de la ONU, António Guterres, destacó que la pandemia "puso de manifiesto una gran brecha en el uso de las herramientas digitales, incluyendo enormes desigualdades de género". Para el dirigente, esta situación "impide a millones alcanzar su potencial". En Latinoamérica, las familias sin acceso a Internet se vieron imposibilitadas de trabajar o estudiar correctamente durante los confinamientos y las medidas de distanciamiento social. 

Así, en medio de la paralización general, el Producto Interno Bruto (PIB) de Latinoamérica se derrumbó un 7,7 % en el último año, afirma la CEPAL. Entre los países con caídas más pronunciadas en su actividad económica, se destacan México y Argentina.

El rol del Estado para reactivar el consumo

Para el economista argentino Guillermo Oglietti, "hay países como Ecuador que no gastaron prácticamente un centavo ni en las empresas ni en la gente". Y suma: "Hay otros, como Colombia y Chile, que han gastado bastante dinero, altos porcentajes en términos del PIB, orientado sobre todo al sector empresario". Sin embargo, aclara que "han decidido apoyar a las grandes empresas en vez de las pequeñas y medianas".

Al respecto, el experto opina que las naciones de la región deberían enfocarse en entregar fondos para reactivar el consumo de los ciudadanos, y pone como ejemplo el rol asumido por el Estado argentino: "Ha sido un poco más equilibrado, ayudando a las empresas y las familias". 

Según Oglietti, "esto tiene mucho sentido, porque en una depresión provocada por una pandemia, lo primero que se contrae es el consumo". Y finaliza: "Eso es lo que lidera la caída del mercado".

Si te ha parecido interesante, compártelo con tus amigos.

rtnoticiasrtnoticias
Covid19