Actualidad

¿Se terminó el glamour? La caída de Emma Coronel, la esposa del 'Chapo' Guzmán que será juzgada por narcotráfico

Publicado:
Su detención reaviva las luchas en el Cártel de Sinaloa en medio de la versión de que se entregó para convertirse en testigo protegido.
¿Se terminó el glamour? La caída de Emma Coronel, la esposa del 'Chapo' Guzmán que será juzgada por narcotráfico

Emma Coronel Aispuro ya no participará en ningún reality show, ni paseará en yates, ni publicará en las redes sociales fotos sensuales, ni podrá seguir justificando los crímenes de su marido, Joaquín Guzmán Loera, mejor conocido como 'El Chapo', uno de los capos más temibles que ha tenido el narcotráfico mexicano.

La vida de lujos que mostraba en EE. UU. se terminó esta semana. El lunes, de manera sorpresiva, Coronel Aispuro fue detenida en el Aeropuerto de Dulles, Virginia.

Las imputaciones son llamativas. Primero, porque se le acusa de haber participado en la importación ilegal de un kilo o más de heroína, cinco kilos de cocaína, uno de marihuana y 500 gramos de metanfetaminas. Son cifras irrisorias. Nada que ver con las toneladas de sustancias que el Cártel de Sinaloa y otras organizaciones criminales trasladan a EE. UU., el país que más drogas ilegales consume en todo el mundo.

El otro cargo es por su participación en la fuga del 'Chapo' del penal de Almoloya, en México, el 11 de julio de 2015. El segundo escape del líder narco de una prisión de supuesta máxima seguridad cimbró al gobierno del entonces presidente Enrique Peña Nieto, pero si Coronel Aispuro tuvo alguna participación, debería ser investigada y juzgada por tribunales mexicanos.

Además, en los últimos días varios medios mexicanos difundieron la teoría de que Coronel Aispuro, en realidad, se entregó para convertirse en testigo protegido y ofrecer toda la información posible sobre el Cártel de Sinaloa, que, a pesar de la detención del 'Chapo', sigue siendo una de las organizaciones criminales más grandes de América Latina.

De acuerdo con estas versiones, esta sería su venganza porque el Cártel la dejó sola, cada vez con menos dinero, en represalia por su creciente exposición pública que contrastaba con la discreción a la que suelen sujetarse las esposas de los capos.

Si se entregó o si la capturaron se sabrá en el juicio que la tendrá como protagonista y que acaparará tantos o más reflectores que el que terminó con la condena a cadena perpetua del 'Chapo'.

Los inicios

Coronel Aispuro estuvo rodeada del negocio narco desde que nació el 2 de julio de 1989 en California, en EE.UU., a donde sus padres Inés Coronel y Blanca Aispuro habían emigrado. Gracias a eso, tiene la doble nacionalidad estadounidense y mexicana.

Siempre negó que su familia estuviera involucrada en el narcotráfico, pero en 2013 su padre y su hermano fueron detenidos en la frontera de México y EE.UU. con un cargamento de marihuana y armas

Siendo ella todavía una niña, la familia volvió a Durango, uno de los estados que, junto con Chihuahua y Sinaloa, forma el Triángulo Dorado, un territorio del norte mexicano famoso por la producción y tráfico de drogas.

La mujer siempre negó que su familia estuviera involucrada en el narcotráfico, pero en 2013 su padre y su hermano Omar Inés fueron detenidos en la frontera de México y Estados Unidos con un cargamento de marihuana y armas. Los condenaron a 10 años de prisión y los identificaron como miembros del Cártel de Sinaloa.

El árbol genealógico-criminal de Coronel Aispuro está plagado de versiones contradictorias, ya que Ignacio Coronel, un capo que llegó a ser señalado como jefe del Cártel, solo subordinado al 'Chapo' y a Ismael 'el Mayo' Zambada, y que fue asesinado en 2010, ha sido mencionado de manera insistente como su tío, parentesco que ella ha rechazado.

Su vínculo principal, sin embargo, comenzó a escribirse a fines de 2006, cuando conoció al 'Chapo'. Ella tenía 17 años y el capo 49. La diferencia de edad no impidió un romance que estuvo marcado por el invaluable apoyo que Guzmán Loera le brindó para que ganara el concurso de reina del Festival del Café y la Guayaba en Durango.

Al año siguiente, en cuanto la adolescente cumplió 18 años, se casaron. Para entonces, 'El Chapo' ya era una leyenda, el jefe narco más importante de México, el que manejaba un imperio trasnacional del crimen que operaba en los cinco continentes, el mismo que ya se había fugado de una cárcel de máximo seguridad, el hombre más buscado por el FBI y la Interpol después de Osama Bin Laden. El que vivía escapando. El que tenía por lo menos 15 hijos con diferentes mujeres.

Aunque ella ha narrado pormenores de la boda, hay versiones de que, en verdad, el matrimonio jamás se llevó a cabo y por eso, cuando él fue condenado en EE.UU., Coronel Aispuro no pudo registrar el nombre del 'Chapo' para explotarlo comercialmente. Los derechos los tendría Alejandrina Salazar, la última exesposa legal.

Salto a la fama

En 2011, Coronel Aispuro quedó embarazada y decidió parir en EE.UU. para que las mellizas Emali Guadalupe y María Joaquina tuvieran la nacionalidad estadounidense, como ella. Era una estrategia para protegerlas.

Era un personaje mediático ideal: qué mejor combinación que glamour y crimen organizado, así fuera a costa de frivolizar la tragedia humanitaria de la guerra narco

Hasta entonces, su nombre apenas si aparecía en las crónicas que se publicaban sobre el devenir criminal del 'Chapo' y del Cártel de Sinaloa. Pero comenzó a sonar con más insistencia el 22 de febrero de 2014, cuando el capo fue capturado en un hotel en un hotel de la ciudad de Mazatlán, en Sinaloa. Estaba con su esposa y sus dos hijas.

"Quedé bien traumada", le dijo la mujer al periodista Jesús Esquivel al recordar los detalles de ese día en el que, ahora sí, comenzó a adquirir mayor fama ante la opinión pública.

Luego vino la nueva fuga del 'Chapo' en julio de 2015, a través de un túnel que representó la humillación del gobierno de Peña; la tercera captura en enero de 2016, la extradición a EE. UU. un año más tarde y el juicio que inició en noviembre de 2018 y concluyó en febrero de 2019.

Ese proceso no sólo tuvo al capo como protagonista. La juventud, elegancia y belleza de su esposa, quien acudió a todas las audiencias, llamó la atención de la prensa y del público. Era un personaje mediático ideal: qué mejor combinación que glamour y crimen organizado, así fuera a costa de frivolizar la tragedia humanitaria de la guerra narco que ya acumulaba cientos de miles de muertos y decenas de miles de desaparecidos en México.

Una y otra vez, Coronel Aispuro afirmó que no sabía nada de los negocios de su esposo. Pero en una de las audiencias se mostraron mensajes de 2011 y 2012 en los que el 'Chapo' le da indicaciones para comunicarse sin que las llamadas sean intervenidas. Hablan de enfrentamientos con la policía en los que han muerto miembros del Cártel, de envíos de droga, de sus prevenciones ante posibles operativos, de una de las veces que él pudo escapar.

En las audiencias también quedaron al descubierto detalles de la vida personal del 'Chapo' que denigraban a su esposa. En particular, el día que un agente del FBI leyó, con ella presente, transcripciones de un diálogo entre el capo y su amante Agustina Cabanillas Acosta. Las palabras cariñosas entre ambos dejaban en claro la infidelidad. Una de tantas, porque la fama de mujeriego del jefe narco era más que conocida.

Celebridad

A partir del juicio contra 'el Chapo', Coronel Aispuro elevó su perfil público, algo inusual en las esposas de los jefes narco que suelen mantenerse en las sombras, al cuidado de los hijos.

Vinieron las entrevistas con repercusión internacional, sus intentos infructuosos por explotar comercialmente el nombre del capo, la cuenta certificada de Instagram en la que se identificó como "figura pública" y que colmó de imágenes posadas, explotando su incipiente faceta de modelo. Aunque dejó solo cinco fotos posteadas, tiene más de 600.000 seguidores. Otra cuenta de "Emma Coronel fans" alcanza los 47.000.

Llegó, también, su controvertida participación en el reality 'Cartel crew', que estaba protagonizado por ex narcos y sus familiares. Era noviembre de 2019 y la cadena estadounidense VH1 lo transmitía a pesar de las variadas y permanentes críticas por frivolizar el mundo narco sin tomar en cuenta a las víctimas.

En el programa, que tiene casi un millón de visualizaciones en YouTube, Coronel Aispuro se reúne con Michael Corleone Blanco, hijo de Griselda Blanco, la narca colombiana pionera en el tráfico de cocaína a Estados Unidos en los años 70 y maestra de Pablo Escobar.

Ella posa en la proa de un lujoso yate que navega por las costas de Miami, custodiada por un guardaespaldas. Blanco está acompañado de su novia Marie Ramirez-D'Arellano. Ya sentados en la comodidad del barco, se lamentan tanto del estigma criminal que los persigue que en algún momento la charla parece una sesión de terapia de autoyuda.

"Es muy lamentable que nos juzguen sin conocernos, porque somos normales, humanos, me pasa mucho que las personas me prejuzgan sin conocerme, me atacan", se queja Coronel. Luego les explica que los buscó porque quiere lanzar en Estados Unidos una marca de ropa que lleve el nombre del 'Chapo'. Michael Corleone es experto. Gana millones con la línea de indumentaria 'Pure blanco', creada en honor a su madre, cuyo rostro aparece en infinidad de camisetas.

En la escena hay música de suspenso, mar, sol, yates, risas, brindis, champagne, planes de viajes y de jugosos proyectos de negocios.

Pero todo eso quedó atrás para la mujer que hoy permanece en prisión preventiva en una correccional de Virginia, sin derecho a fianza y a la espera de un juicio en el que se develará la participación que tenía en el Cártel de Sinaloa.

Cecilia González

rtnoticiasrtnoticias
Covid19