Actualidad

Las hijas del rey Juan Carlos I se vacunan contra el covid-19 durante una visita a Abu Dabi y generan una nueva ola de indignación contra la monarquía

Publicado:
La vacunación se produjo durante una visita de las infantas a su padre, que abandonó España en agosto pasado para alejarse de las investigaciones por presunta corrupción.
Las hijas del rey Juan Carlos I se vacunan contra el covid-19 durante una visita a Abu Dabi y generan una nueva ola de indignación contra la monarquía

Una nueva ola de indignación contra la monarquía recorre España, tras revelarse que las infantas Elena y Cristina, hijas del rey emérito Juan Carlos I de Borbón, se han vacunado contra el coronavirus en los Emiratos Árabes aprovechando un viaje para ver a su padre, instalado en Abu Dabi desde el pasado agosto.

Así lo adelantó a última hora de la tarde de este martes el diario El Confidencial, que reveló además que el propio exjefe de Estado también se ha vacunado ya contra el covid-19 en ese mismo territorio, al igual que el exdirector del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) Félix Sanz Roldán, que lo hizo bajo el pretexto de su visita al exmonarca. 

Las propias infantas han confirmado la noticia este miércoles en un comunicado. "Se nos ofreció la posibilidad de vacunarnos, a lo que accedimos", admiten, explicando que la oferta se les hizo para brindarles "un pasaporte sanitario" que les permitiera visitar "regularmente" a su padre.

La reacción popular a la revelación del martes hizo arder las redes sociales, que reflejaron una vez más la decepción, el descontento y la rabia de una parte de la sociedad, que considera inadmisible el aprovechamiento que algunos miembros de la familia real hacen de su posición para obtener determinados privilegios.

En especial, resultó indignante la circunstancia de que en España muchos ciudadanos altamente vulnerables a la enfermedad aún no hayan tenido acceso a la vacuna mientras las hijas de Juan Carlos I ya han podido aplicársela.

Como suele ser habitual en este tipo de controversias, los juegos de palabras y el humor no tardaron en aparecer y mezclarse con la crítica indignada, en muchas ocasiones para afilarla aún más.

Algunos usuarios ironizaron además con la posibilidad de que el fármaco recibido por las infantas no fuese otro que la vacuna rusa Sputnik V, que no está aprobada en España ni en el resto de países de la Unión Europea.

Hasta el mismísimo Coronavirus, a través de la cuenta humorística que existe en Twitter con su nombre, se pronunció, lamentando lo sucedido.

Algo más en serio, varios usuarios hicieron alusión al tratamiento mediático que hace la prensa española de los escándalos relacionados con la monarquía. En concreto, acusan a los grandes medios del país, en connivencia con la clase política dominante, de intentar "tapar" estos asuntos.

Otros incluso mostraron las portadas de los principales periódicos, para demostrar que el asunto de la vacunación de las infantas no aparece destacado en ninguna de ellas. Uno de estos usuarios fue Gabriel Rufián, dirigente de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC).

Esta nuevo escándalo estalla en un momento especialmente delicado para la imagen pública de la Corona española, cuyo prestigio sufre actualmente un creciente deterioro a raíz de las sucesivas investigaciones por casos de corrupción en los que aparece el nombre del rey Juan Carlos I, que se trasladó a los Emiratos Árabes precisamente para alejarse del foco de la controversia. 

Además, en paralelo a esta última polémica de las infantas, crecen las sospechas de que las últimas regularizaciones fiscales llevadas a cabo por el exjefe de Estado han sido posibles gracias a un supuesto trato de favor por parte de la Agencia Tributaria española. 

Por su parte, según informó este martes la agencia Europa Press, la Casa Real española se ha desvinculado de la polémica de las vacunaciones en Abu Dabi, limitándose a destacar que los reyes Felipe VI y Letizia y sus hijas se vacunarán cuando les corresponda.

rtnoticiasrtnoticias
Covid19