Actualidad

¿Es viable el proyecto saudita de una ciudad de 170 kilómetros de extensión sin automóviles, calles, ni emisiones de carbono?

Publicado:
La urbe, con todas sus interconexiones bajo el suelo, requiere una inversión de entre 100.000 y 200.000 millones de dólares.
¿Es viable el proyecto saudita de una ciudad de 170 kilómetros de extensión sin automóviles, calles, ni emisiones de carbono?

El proyecto de la ciudad lineal Neom, presentado en enero por Arabia Saudita, podría no realizarse o resultar tan incómodo que no funcionaría, opinan los expertos citados este martes por el portal LiveScience.

Según los planes de Riad, la nueva ciudad se construiría sobre una línea de 170 kilómetros de extensión, con todas sus interconexiones bajo el suelo. El viaje más largo posible, de un extremo al otro, no duraría más de 20 minutos. No obstante, la idea será inviable si las estaciones no se ubican a grandes distancias unas de otras, opina Elizabeth Plater-Zyberk, profesora de arquitectura de la Universidad de Miami.

"Si solo hay unos pocos cientos de personas en cada parada, esto no va a sostener económicamente esa inversión en esa infraestructura", afirma la experta en un artículo publicado este lunes.

Además, por ahora no existen tecnologías que permitan alcanzar los 512 km/h, la velocidad requerida para tales viajes. Los trenes ultrarrápidos pueden circular solo a unos 380 km/h. La cápsula más veloz de Hyperloop pudo acelerar a 463 km/h, pero sin pasajeros a bordo.

Plater-Zyberk no descarta la posibilidad de que sea perfeccionado el sistema de transporte de Neom, pero indica que necesitaría una masiva colaboración internacional. "Hay muchas personas ahora en todo el mundo que podrían ayudar a elaborar la idea para que sea viable. Tenemos datos sobre qué tipo de apoyo necesitan los sistemas de tránsito para ser sostenibles", asegura la arquitecta.

Sostenibilidad y habitabilidad

Por su parte, la urbanista Emily Talen, de la Universidad de Chicago, califica la idea de la construcción de la nueva cuidad de "horrible" y la describe como una "pesadilla". Indica que sería mejor gastar los fondos requeridos para la construcción —entre 100.000 y 200.000 millones de dólares, según las estimaciones sauditas— en el mejoramiento de las ciudades existentes.

"¿Deberían gastarse todos estos recursos en construir de nuevo en medio de un desierto? ¿Qué sentido tiene eso cuando tienes muchos problemas urbanos a tu alrededor que necesitan reparación?", pregunta Talen.

Por su parte, Stephen Wheeler, profesor de arquitectura paisajista y diseño ambiental, de la Universidad de California, cuestiona la sostenibilidad del megaproyecto, declarada como una de sus características sustanciales.

El experto advierte que generalmente tales iniciativas "no resultan exactamente como pretendían los visionarios originales, a menudo son víctimas de las condiciones económicas o de las ideas de otras personas sobre lo que debería suceder, o terminan costando mucho más de lo esperado". Agrega que demasiada planificación puede hacer que las nuevas ciudades sean poco habitables. Cita como ejemplo a Brasilia, capital de Brasil, construida en forma de un avión con edificios gubernamentales a modo de fuselaje, lo que resulta en largos viajes entre la casa y el trabajo y pocos barrios de uso mixto.

Para no terminar "con una especie de comunidad estéril y planificada que no tiene la riqueza de algo que evoluciona con el tiempo" es "mucho mejor hacer mejoras graduales y reflexivas en las ciudades existentes que tratar de diseñar ciudades completamente nuevas desde cero", opina Wheeler.

rtnoticiasrtnoticias
Covid19