Actualidad

El secuestro y asesinato de Sarah Everard conmocionó al Reino Unido. La Policía dispersó violentamente la acción en su memoria

Publicado:
El caso de Everard, que conmocionó a todo el Reino Unido, llevó a varias mujeres a hablar en las redes sociales sobre por qué no se sienten seguras en las calles del país.

El secuestro y posterior asesinato de Sarah Everard en Londres conmocionó a todo el Reino Unido y reavivó un debate nacional sobre la inseguridad en las calles de la ciudad, sobre todo para las mujeres.

Sarah Everard, de 33 años, desapareció la noche del pasado 3 de marzo en el barrio londinense de Clapham mientras caminaba hacia su domicilio desde casa de una amiga. Poco después, su cuerpo fue encontrado en un bosque en Ashford, a unos 80 kilómetros. En relación con el secuestro y asesinato de Everard fue arrestado el agente de la Policía Metropolitana en servicio Wayne Couzens, de 48 años. 

Lo que le sucedió a Everard llevó a varias mujeres a hablar en las redes sociales sobre por qué no se sienten seguras en las calles, así como a compartir propias experiencias de intimidación o acoso que sufrieron mientras caminaban solas por la noche. Varias mujeres también intercambiaron notas sobre las precauciones que toman para tratar de mantenerse a salvo cuando caminan solas, como agarrar las llaves entre los nudillos, fingir hablar con alguien por teléfono o no usar audífonos por la noche.

Por otra parte, en el Parlamento se leyó una lista de las 118 mujeres asesinadas en el país a manos de hombres durante el año pasado.

En Clapham, donde Everard fue vista con vida por última vez, se levantó un memorial de flores que fue visitado por la duquesa Catalina de Cambridge. "[Catalina] recuerda lo que era caminar por Londres por la noche antes de casarse", dijo una fuente del palacio de Kensington al canal Sky News. 

Este sábado estaba previsto realizar en diferentes ciudades del país acciones bajo el lema 'Recuperemos estas calles' y dedicadas a la seguridad de las mujeres, pero en su mayoría fueron canceladas tras las discusiones con la Policía, que citó la prohibición de eventos públicos como parte de las restricciones anticovid.

En su lugar, los organizadores alentaron a encender una vela o linterna a las 21:30 (hora local), la hora en que Everard fue vista con vida por última vez. Cientos de personas se unieron a la acción, incluido el primer ministro Boris Johnson. En particular, una vela fue colocada en la entrada del número 10 de Downing Street, su residencia. 

Sin embargo, a pesar de las restricciones, en Clapham cientos de personas salieron a las calles para manifestarse pacíficamente, una acción a la que la Policía respondió violentamente, dispersando a la multitud y realizando una serie de detenciones. Eventos presenciales también se llevaron a cabo en Birmingham y Glasgow.

La actitud de la Policía provocó críticas generalizadas por parte de algunas autoridades. En particular, la secretaria del Interior, Priti Patel, y el alcalde de Londres, Sadiq Khan, señalaron que han exigido explicaciones a la PolicíaMetropolitana por su conducta violenta, recoge el periódico The Guardian.

Entre tanto, el líder liberal demócrata, Ed Davey, calificó las acciones de los agentes como un "fracaso total, abyecto, táctico y moral" y pidió la destitución de la directora de la Policía Metropolitana, Cressida Dick. 

En respuesta, la comisionada adjunta del cuerpo, Helen Ball, defendió a los agentes alegando que se encontraban en una posición "en la que eran necesarias medidas coercitivas", debido a "la necesidad imperiosa de proteger la seguridad de las personas".

Si te ha parecido interesante, ¡compártelo con tus amigos!

rtnoticiasrtnoticias
Covid19