Actualidad

Yihadistas vinculados al Estado Islámico decapitan a niños de 11 años en el norte de Mozambique

Publicado:
Save the Children advierte que más de un millón de personas se enfrentan en ese país africano a una "hambruna grave", por lo que pide ayuda a la comunidad internacional.
Yihadistas vinculados al Estado Islámico decapitan a niños de 11 años en el norte de Mozambique

La organización no gubernamental Save The Children denunció este martes que niños de tan solo 11 años de edad han sido decapitados por yihadistas en el norte de Mozambique, en medio de un conflicto que cobrado ya más de 2.000 vidas y desplazado a decenas de miles de personas.

La norteña provincia de Cabo Delgado se encuentra inmersa en un feroz conflicto que se inició en el 2017, con la aparición de varias milicias rebeldes relacionadas con el autodenominado Estado Islámico que pretenden hacerse con el control de esa región estratégica, rica en piedras preciosas y gas natural, de cuya extracción participan grandes multinacionales.

Save The Children ha entrevistado a familias desplazadas que narraron escenas de asesinato de sus seres queridos. "Nuestra aldea fue atacada y quemaron las casas. Intentamos escapar al bosque, pero se llevaron a mi hijo mayor [de 12 años] y lo decapitaron. No pudimos hacer nada porque también nos matarían a nosotros", relató una madre.

"Pasamos cinco días comiendo bananas verdes"

Según datos de la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios, cerca de 670.000 personas han sido desplazadas debido al conflicto en Cabo Delgado. Además, al menos 2.614 personas han muerto en los enfrentamientos, incluyendo a 1.312 civiles. La situación ha empeorado en los últimos 12 meses, con la escalada de ataques a las aldeas.

Otra mujer contó que su hijo de 11 años fue asesinado por hombres armados y que ella no tuvo siquiera oportunidad de darle un entierro adecuado. Después de eso, dijo, "comprendimos que ya no era seguro permanecer en mi pueblo. Huimos a la casa de mi padre, en otra aldea, pero unos días después comenzaron los ataques allí también. Mi padre, los [tres] niños y yo pasamos cinco días comiendo bananas verdes y bebiendo agua de banano hasta que conseguimos transporte" para llegar a un refugio seguro.

Save the Children condena que los niños estén siendo blanco de ese conflicto y, tras recordar que todos ellos tienen derecho a la vida y la seguridad, resalta que los menores deben ser protegidos en todas las circunstancias, en particular de la guerra y los conflictos armados. Asimismo señala que las necesidades de los desplazados superan con creces los recursos disponibles para apoyarlos, y que casi un millón de personas se enfrentan a una "hambruna grave". "El mundo se ha centrado en el covid-19, mientras la crisis de Cabo Delgado se agrava y ha pasado desapercibida para la comunidad internacional", concluye esa ONG.

rtnoticiasrtnoticias
Covid19