Actualidad

¿Hay un divorcio entre el uribismo y el presidente de Colombia? El intento de subir los impuestos del café y el azúcar podrían tener la respuesta

Publicado:
El mandatario se ha referido a un proyecto para enfrentar la crisis económica por la pandemia que, aunque no ha sido divulgado, ha causado duras críticas entre los parlamentarios de su propio partido.
¿Hay un divorcio entre el uribismo y el presidente de Colombia? El intento de subir los impuestos del café y el azúcar podrían tener la respuesta

En Colombia, un proyecto de ley aún no divulgado, y que contemplaría una reforma fiscal impulsada por el Gobierno, ha causado un revuelo tal que el partido del presidente colombiano, Iván Duque, marcó distancia con él en medio de desmentidos sobre el alcance de la propuesta y de un llamado a paro nacional para finales de mes.

En un año preelectoral, el gobernante partido derechista Centro Democrático ha mostrado con mayor frecuencia desacuerdos con algunas decisiones relacionadas con la Presidencia. Además, frente al proyecto de la reforma tributaria, que aún no ha sido presentado por el Ejecutivo ante el Congreso, manifestó duras críticas y posturas que tradicionalmente son expresadas por la izquierda.

Uno de los temas que generó más rechazo esta semana fue la posibilidad —asomada por el viceministro de Hacienda, Juan Alberto Londoño, en una entrevista de BLU Radio—, de que se aumentara el IVA de productos esenciales en la mesa de los colombianos, como el café, el azúcar, el chocolate y la sal, porque no eran de uso básico.

Ante el cruce de señalamientos de su partido y de la oposición, Duque ha tenido que salir en varias oportunidades a aclarar incluso el nombre de su proyecto de 'Transformación social solidaria' para atender la crisis económica causada por la pandemia.

Con este ambiente de intenso debate dentro y fuera de las redes, los organizadores de las manifestaciones, que surgieron en 2019 justamente para oponerse a una reforma fiscal, llamaron a una nueva jornada de protesta con miras a un paro nacional convocado para el 28 de abril.

Este mismo descontento se manifestó ya en dos oportunidades, entre 2018 y 2019, cuando el mandatario presentó ante el Parlamento sendas reformas tributarias, que tampoco tuvieron ese nombre, y que fueron aprobadas por los congresistas.

Los tropiezos

Entre los traspiés de Duque con su propuesta se encuentra incluso su denominación. En una entrevista con Caracol el mandatario dijo que no se trataba de una reforma tributaria, sino de "una financiación al país por la pandemia y las consecuencias económicas que ha traído". 

Además, adelantó que de ser aprobada por el Legislativo entraría en vigencia en 2022 y no este año, cuando una nueva oleada del coronavirus ha llenado los centros sanitarios colombianos y obligado a tomar medidas de contención.

En medio de las aclaratorias, el presidente también tuvo que salirle al paso a lo expresado por su viceministro de Hacienda sobre el aumento del IVA en productos como el chocolate, el café, el azúcar y la sal.

"He sido muy claro, y voy a decirlo de una forma también muy diáfana: esos cuatro productos se van a mantener tal como están hoy; esa es la instrucción que le he dado al Ministerio de Hacienda", dijo el Mandatario en entrevista con Red Más Noticias.

¿Qué contemplaría la reforma?

A finales de marzo, cuando Duque planteó la necesidad de afinar los detalles de su propuesta, afirmó en una alocución nacional que postergar esa decisión era "jugar ruleta con el destino de una economía", señalando que algunas personas le advirtieron sobre la impopularidad de ese tipo de medidas un año antes de dejar el Gobierno.

"Jamás le dejare a ningún gobierno enquistada una bomba de tiempo", justificó.

Aunque se refiere a una 'Transformación social solidaria', el gobernante no ha omitido llamar a la iniciativa como un "esfuerzo fiscal de estabilización" y una "reforma transformadora" que contemplaría más tributos para los grandes patrimonios de personas naturales y depuración a los impuestos por los dividendos.

Duque y Uribe

Entre las voces en contra de la iniciativa gubernamental se encuentra la de Álvaro Uribe, fundador del Centro Democrático y padrino político de Duque.

El también exsenador escribió un tuit, que ha sido interpretado como un reclamo, donde afirma que "la democracia se destruye por la pobreza agudizada por la pandemia" y por las dificultades producto de la "crisis de las finanzas públicas".

En su trino, pidió una "reforma administrativa de ahorro", que consiste en disminuir el gasto público, y una "reforma tributaria social y moderada".

El tema de la reducción del gasto público ha sido recurrente en el expresidente derechista, quien además ha planteado la necesidad de disminuir las curules e imponer mayores cargas a quienes generen más ganancias.

¿Qué dice el Centro Democrático?

En un giro de su alineación con los intereses de los sectores empresariales de la sociedad colombiana, el bloque del movimiento político uribista publicó un comunicado donde propone que a los ricos se les apliquen más impuestos para financiar la inversión social.

En el texto con once puntos, la bancada derechista asevera que "parece oportuno ampliar la base de declarantes de renta pero no de contribuyentes" y propone "que solo paguen los que más ganen ".

En otro punto, afirman que la crisis por la pandemia "exige la mayor solidaridad" y manifiestan que consideran "que se puede aplicar un impuesto a los patrimonios de personas naturales, superiores a 3.000 millones de pesos (unos 823.000 dólares)" para "financiar programas sociales". 

Si bien admiten que defienden la "necesidad de unas finanzas nacionales robustas" y de "un sector financiero sólido", entienden "la necesidad de contribución del sector a la sociedad como parte del antídoto al odio de clases".

Sin dejar de un lado al Gobierno, se refieren a buscar "el consenso de las demás bancadas" para alcanzar un "pacto social" para "superar la pandemia". 

Un artículo de El Espectador interpreta esta postura como una maniobra política de los congresistas derechistas que no quieren ser relacionados con incrementos de impuestos, un año antes de las presidenciales.

Trinos en contra

La bancada del Centro Democrático en el Parlamento tampoco se ha privado de manifestar su desacuerdo con los planteamientos de Duque, a través de las redes.

Una de las voces críticas es la del representante de la Cámara, Gabriel Vallejo, quien aseveró que no apoyará "ninguna reforma tributaria que aumente impuestos".

En un tono más de humor, el parlamentario compartió en su cuenta de Twitter un meme del profesor Girafales, recordado personaje de la serie mexicana 'El Chavo', donde, ante la acostumbrada invitación de su amiga Doña Florinda a "tomar una tacita de café", responde: "¿No será mucho IVA?". 

En la misma línea, la senadora Paola Holguín dice en un video que los congresistas del propio partido de Duque no conocen el texto de la reforma y que "es importante enviar un mensaje de austeridad".

Además, afirma que "hay que tener cuidado de no afectar a las clases populares y a la clase media" y que "la mejor política social es la generación de empleo".

El exviceministro de Justicia y uno de los aspirantes del uribismo a la Presidencia en los comicios de 2022, Rafael Nieto Loaiza, publicó el extracto de un video donde aparece el actual mandatario durante su campaña electoral. "Estoy de acuerdo con Iván Duque, el candidato en 2018", escribió.

En el fragmento, el entonces aspirante a la Presidencia afirma que "no hay espacio para subir más los impuestos en Colombia" y que "hay que eliminar los gastos innecesarios en el Estado".

En un artículo publicado en 'El parche del capuchino', Nieto Loaiza dice que "parece evidente que aumentar los impuestos" solo traería "mayor desempleo e informalidad, desalentaría la inversión y ahondaría la crisis".

Nathali Gómez

Si te ha parecido interesante, compártelo con tus amigos

rtnoticiasrtnoticias
Covid19