Actualidad

Sufre 10 años de trabajos forzados tras un secuestro y el azar permite que se reúna de nuevo con su familia

Publicado:
Los responsables de una fábrica ilegal de ladrillos le secuestraron y le desposeyeron de los bienes que llevaba encima para obligarle a realizar esa labor.
Sufre 10 años de trabajos forzados tras un secuestro y el azar permite que se reúna de nuevo con su familia

Wu Fangwen desapareció sin dejar rastro de su pueblo en la provincia de Guizhou (China) hace una década, pero gracias al azar y a la bondad de una mujer podrá volver a casa y reunirse con su familia, informan medios locales.

Esa fémina, que se crió en la misma localidad, se topó con el protagonista de esta historia en un centro comercial de otra ciudad llamada Kaili y lo reconoció pero, como no estaba completamente segura, lo llamó por su nombre en el dialecto que hablan ambos "y enseguida se puso a llorar".

Cuando se calmó, le preguntó dónde había estado y le aseguró que su familia le había buscado por todas partes, así que el desaparecido, que tenía un aspecto muy desmejorado, le relató sus desventuras.

Al parecer, le raptaron miembros de una fábrica ilegal de ladrillos, le quitaron su teléfono móvil y su tarjeta de identificación y le obligaron a realizar trabajos forzados a cientos de kilómetros de su hogar, hasta que escapó el pasado febrero.

Posteriormente, trabajadores humanitarios de la oficina regional de asuntos civiles le llevaron desde la ciudad de Maoming hasta el lugar donde se produjo este encuentro.

Esta historia no es excepcional en China, donde se reportaron incidentes similares en ocasiones anteriores. Por ejemplo, un tribunal del condado de Fangcheng, en la provincia de Henan, condenó a cuatro hombres a pasar de siete a nueve meses de cárcel por obligar a más de 20 personas con problemas mentales a trabajar en una fábrica entre 2006 y 2007. 

rtnoticiasrtnoticias
Covid19