Actualidad

Flores, el perro y 30 cenas: Concluyen que Pompeo y su mujer usaban al personal del Departamento de Estado para su vida privada

Publicado:
Una investigación gubernamental revela que la pareja pedía a los empleados del ente que les reservaran citas en la peluquería y en restaurantes o que recogieran a su mascota. La defensa del ex alto funcionario considera que la pesquisa está politizada.
Flores, el perro y 30 cenas: Concluyen que Pompeo y su mujer usaban al personal del Departamento de Estado para su vida privada

Mike Pompeo, que ejerció como secretario de Estado de EE.UU. entre abril de 2018 y el pasado mes de enero, violó junto con su esposa las normas sobre el uso de los recursos de este organismo estatal durante el ejercicio de su cargo, reporta Politico, que cita una investigación gubernamental.

La pesquisa, basada en el estudio de correos electrónicos y otros documentos, así como en entrevistas con los empleados del Departamento de Estado, concluye que tanto el alto funcionario como su mujer Susan pidieron más de 100 veces al personal del ente que llevara a cabo tareas correspondientes al ámbito de su vida privada.

Por su parte, el abogado de Pompeo, William Burck, ha calificado el informe de "documento politizado bajo la apariencia de una investigación" que se le limita a recopilar "quejas de poca monta". 

Recoger al perro y reservas en restaurantes

En el documento, los funcionarios constatan que el matrimonio les solicitaban que gestionaran un amplio abanico de cometidos personales, desde reservar citas en la peluquería y cenas privadas (al menos en 30 ocasiones los emplados hicieron reservas en restaurantes), hasta recoger a su perro y organizar excursiones para los aliados políticos de la familia. El personal incluso tuvo que programar eventos que incluían a grupos con los que la pareja estaba relacionada a título no gubernamental.

La esposa de Pompeo hizo el mayor número de pedidos. En particular, solicitaba que le compraran una camiseta para un amigo suyo, así como que le organizaran el envío de flores para otros amigos que estaban enfermos.

El informe también constata que los funcionarios del Departamento de Estado recibían solicitudes por parte de su superior y de su esposa independientemente de si estaban de servicio o no, así como que las tareas asignadas no eran retribuidas.

Todos estos casos de pedidos relacionados con la vida personal suponen una infracción de las normativas establecidas en los Estándares de Conducta Ética para los Empleados del Poder Ejecutivo.

"Un empleado no utilizará su cargo público para su propio beneficio privado, para la aprobación de cualquier producto, servicio o empresa, o para el beneficio privado de amigos, parientes o personas con las que el empleado esté afiliado en una capacidad no gubernamental [...]", reza el documento oficial.

¿Posibles medidas punitivas?

Por su parte, el exsecretario de Estado, insistió en una entrevista con los investigadores que los pedidos eran a menudo pequeños, subrayando al mismo tiempo que ese tipo de cosas se hace entre amigos. 

Respecto a las posibles sanciones, el Departamento de Estado no puede hacer mucho, ya que Pompeo ya no es un funcionario federal, mientras que su esposa nunca lo fue.

Sin embargo, los autores del informe recomendaron introducir actualizaciones o redactar nuevas orientaciones que aclaren más el uso adecuado de los fondos del organismo, así como de su personal, cuando se trata de pedidos personales.

rtnoticiasrtnoticias
Covid19