Actualidad

"Más ambiciosos y deliberados": las tres claves del discurso de Kamala Harris que marcan línea sobre la política de EE.UU. para Latinoamérica

Publicado:
Durante la 51ª Conferencia anual de Washington sobre las Américas, la vicepresidenta adelantó cuál es la mirada de la administración de Biden sobre las relaciones con la región.
"Más ambiciosos y deliberados": las tres claves del discurso de Kamala Harris que marcan línea sobre la política de EE.UU. para Latinoamérica

A pocos días de reunirse virtualmente con el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, la vicepresidenta de EE.UU., Kamala Harris, definió cuál será la estrategia de Washington para "revitalizar" las relaciones con América Latina, dejando claras las áreas prioritarias para lograr su objetivo: nuevo enfoque de política exterior, migración y corrupción.

Durante su intervención en la 51ª Conferencia anual de Washington sobre las Américas, Harris recalcó que la agenda para Latinoamérica responde al pedido del presidente Joe Biden de reforzar la influencia de EE.UU. En esa línea, sostuvo: "El Hemisferio Occidental es nuestro hogar (...) Es imperativo que promovamos la democracia y el buen gobierno, la seguridad y la prosperidad dentro de la región".

La vicepresidenta, quien fue designada a finales del mes de marzo por Biden como encargada de coordinar los esfuerzos para atender el flujo migratorio desde Centroamérica, evidenció que ese es uno de los temas más apremiantes para la administración estadounidense en la región, pero no el único. De hecho, hizo hincapié en que EE.UU. tiene una mirada más amplia para recuperar su rol hegemónico: "Debemos ser ambiciosos y deliberados. También debemos ser proactivos, no solo en el Triángulo Norte, sino en toda América Latina". 

1. ¿Nuevo enfoque?

La segunda a bordo del Gobierno estadounidense evidenció la necesidad de "reconstrucción" de las alianzas de Washington con América Latina, en línea con el mandato de Biden de recuperar el protagonismo de EE.UU. en el ámbito internacional.

Sin embargo, hizo énfasis en que esas relaciones sean "sinceras y colaborativas" y "se basen en la dignidad y la democracia". Las razones de esta aproximación, según Harris, es que "la fuerza de los EE.UU. depende de la fuerza del hemisferio occidental".

"Nuestros destinos están entrelazados. Eso es especialmente cierto en América Latina", recalcó la vicepresidenta estadounidense, tras reconocer que la relación de EE.UU. con la región "es increíblemente compleja y, en ocasiones, increíblemente complicada".

Sin hacer alusión a la larga historia de injerencia, presiones y medidas coercitivas que han formado parte de la política exterior de EE.UU. en la región, Harris habló de un "próximo capítulo" en América Latina, al asumir como un hecho que las naciones del hemisferio transitan sus propios procesos con autonomía.

"Los latinoamericanos están dando forma a su propio futuro. Están escribiendo su historia. Sostienen la pluma. A mi modo de ver, nuestro papel es leer esas palabras, asimilarlas y ayudar en todo lo que podamos mientras América Latina escribe su próximo capítulo", sostuvo.

2. Migración

Harris, que está al frente de la tarea de contener la migración procedente de Centroamérica, aseveró que la atención a la situación del llamado 'Triángulo Norte' es una prioridad para EE.UU. y un papel que ella se toma "muy en serio".

A diferencia del enfoque de la anterior Administración, Harris aseguró que la visión de Biden es la de "ayudar" a que esas personas no salgan de sus países, centrándose en "abordar tanto los factores agudos como las causas fundamentales" que motivan a los migrantes a dejar sus hogares.

Para la vicepresidenta estadounidense, los "factores agudos" son cuestiones como la pandemia, los desastres naturales y la inseguridad alimentaria, mientras que las "causas fundamentales" tienen que ver con "la corrupción, la violencia, la pobreza, la falta de oportunidades económicas, la falta de adaptación climática y la falta de buena gobernanza". Sobre eso, remarcó: "Creo que esta es una distinción importante".

Al aludir cuestiones como la gobernanza, Harris reiteró la crítica de Washington a El Salvador, después que la Asamblea Nacional (afín al presidente Nayib Bukele) revocara el mandato de la Corte Suprema. Según ella, esa decisión pretende "socavar al tribunal" y la independencia del poder judicial, que "es fundamental para una democracia sana y una economía fuerte".

3. Corrupción

Luego de enumerar las "ayudas" que EE.UU. prevé ofrecer a Centroamérica para frenar el éxodo migratorio, Harris destacó que ese "esfuerzo" será en vano "si persiste la corrupción en la región".

"Si la corrupción persiste, la historia nos ha dicho que será un paso adelante y dos atrás. Sabemos que la corrupción hace que las instituciones gubernamentales colapsen desde adentro", apuntó la alta funcionaria, tras afirmar que es ese flagelo es el que "impide crear las condiciones sobre el terreno para atraer mejor inversión" en zonas como el Triángulo Norte de Centroamérica.

Por ese motivo, destacó el trabajo de la Administración de Biden para implementar "una estrategia integral con gobiernos e instituciones internacionales, sector privado, fundaciones y organizaciones comunitarias". "La idea aquí es que nuestro trabajo esté coordinado y que cada sector tenga un papel que desempeñar", sostuvo, tras detallar que su país prevé enviar a 310 millones de dólares adicionales a la región. 

En ese punto, destacó la reunión que sostuvo la semana pasada con el presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, en la que se habló de "fortalecer la cooperación para acabar con los traficantes de personas y contrabandistas", y remarcó su próximo encuentro virtual con el mandatario de México. "Dentro de un mes visitaré ambos países", finalizó.

Nazareth Balbás

rtnoticiasrtnoticias
Covid19