Actualidad

Una llamada telefónica da pistas a la Policía de EE.UU. para encontrar a 97 inmigrantes latinoamericanos encerrados en una casa de Houston

Publicado:
Hasta ahora hay 5 personas detenidas, quienes podrían enfrentar una pena individual de hasta 10 años de prisión y una multa de 250.000 dólares.

La llamada telefónica de una mujer que denunció que su hermano fue secuestrado por traficantes de personas llevó a las autoridades estadounidenses a iniciar una investigación que concluyó con el hallazgo de 97 inmigrantes hacinados en una casa de Houston, Texas. 

La Oficina del Fiscal para el Distrito Sur de Texas informó este lunes sobre la detención de cinco personas de México y Centroamérica, acusadas de albergar y ocultar a casi un centenar de inmigrantes "con el propósito de obtener ventajas comerciales o ganancias financieras privadas". 

En días pasados, las autoridades comenzaron a investigar el caso, después de que una mujer reportó que había pagado miles de dólares a contrabandistas para que ayudaran a su hermano a cruzar ilegalmente hacia EE.UU.

Sin embargo, los contrabandistas secuestraron al hombre, le exigieron más dinero para liberarlo e incluso "amenazaron con matarlo", según informó la fiscal federal interina, Jennifer Lowery, al presentar la denuncia.

Con esta denuncia telefónica, las autoridades comenzaron una investigación que los llevó a una residencia ubicada en la calle Chessington Drive, al suroeste de la ciudad. En este sitio, la Policía encontró a 97 indocumentados que estaban retenidos y encerrados en dos habitaciones, sin poder salir al exterior.

"Todos los hombres estaban en ropa interior", según detalló en la denuncia la Oficina del Fiscal para el Distrito Sur de Texas. 

Detención y causa judicial

Las personas detenidas, que esperan su comparecencia ante la Corte del Distrito Sur de Texas son: la salvadoreña Marina García-Díaz, de 22; los hondureños Henry Licona-Larios, de 31, y Kevin Licona-López, de 25; y los mexicanos Marco Baca-Pérez, de 30, y Marcelo García-Palacios, de 21. 

En caso de ser declarados culpables, podrían enfrentar una pena individual de hasta 10 años de prisión y una multa de 250.000 dólares, según comunicó el Departamento de Justicia estadounidense.

rtnoticiasrtnoticias
Covid19