Actualidad

Al menos 205 heridos en enfrentamientos entre palestinos y la Policía israelí en el centro de Jerusalén: ¿qué está pasando?

Publicado:
Los disturbios se producen en medio de masivas protestas contra el desalojo de familias palestinas de terrenos reclamados por organizaciones colonizadoras del este de Jerusalén.

En medio de masivos desalojos, no menos 205 civiles resultaron heridos este viernes al disparar la Policía israelí balas de goma y granadas de aturdimiento contra jóvenes palestinos que lanzaban piedras en alrededores de la mezquita de Al-Aqsa de Jerusalén, comunicó la Media Luna Roja Palestina y recoge la agencia WAFA. 

La organización afirmó que 88 heridos, la mayoría de ellos con lesiones en los ojos y la cara, por balas de goma y granadas paralizantes, fueron trasladados a hospitales para recibir tratamiento.

El enfrentamiento se produjo mientras continuaban las protestas en el barrio cercano de Sheij Jarrah, en Jerusalén Este –donde residen mayoritariamente palestinos, y que incluye un lugar venerado por los judíos religiosos–, contra el desalojo de familias palestinas que supuestamente deberán dejar sus hogares en terrenos reclamados por organizaciones colonizadoras de la zona. 

En multiples imágenes se puede ver cómo los manifestantes lanzan sillas, zapatos, piedras, botellas y fuegos artificiales, mientras los agentes responden con balas de goma, granadas aturdidoras y gases lacrimógenos y utilizan cañones de agua montados en vehículos blindados.

Así, un video muestra cómo un policía antidisturbios de Israel agrede a un operario de la agencia de noticias Ruptly durante su cobertura de los enfrentamientos. En el clip se oye a un oficial amenazarlo con romper su cámara. El hombre interrumpió brevemente la emisión, pero pronto continuó transmitiendo desde el lugar del enfrentamiento, escribió en Telegram Dinara Toktosúnova, jefa de Ruptly y de RT DE.

Según WAFA, dos periodistas, Fayez Abu Armila y Atta Aweissat, resultaron heridos.

La Policía local dijo que sus fuerzas restablecieron el orden "tras los violentos disturbios en el Monte del Templo, durante los cuales cientos de sospechosos lanzaron piedras, botellas y objetos a los agentes", informa The Times of Israel.

Según las autoridades, al menos seis oficiales resultaron heridos, y uno de ellos se encontraba en estado entre moderado y grave tras ser golpeado en la cabeza con una piedra. 

La Media Luna Roja Palestina estableció un hospital de campaña en Jerusalén para tratar heridas leves y moderadas y reducir la presión sobre la sala de emergencias de los hospitales.

Mientras tanto, se produjeron también varios arrestos en el barrio de Sheij Jarrah, cuando las fuerzas del orden reprimieron una manifestación.

Además, la violencia aumentó en la Cisjordania ocupada, donde dos palestinos armados murieron y un tercero resultó gravemente herido, en la mañana de este viernes, tras abrir fuego contra una base israelí, informaron las autoridades y reporta Reuters. Tras ese incidente, el Ejército israelí anunció que enviará más tropas de combate a la región.

El Tribunal Supremo de Israel anunció una audiencia en relación con los desalojos de Sheij Jarrah para el próximo lunes, el mismo día en que el país conmemora el Día de Jerusalén, celebración anual de la toma de Jerusalén Este durante la guerra de Oriente Medio de 1967.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Israel alega que los palestinos están "presentando una disputa inmobiliaria entre partes privadas como una causa nacionalista, con el fin de incitar a la violencia en Jerusalén". Los palestinos rechazaron la acusación.

Por su parte, el presidente de Palestina, Mahmud Abás, pidió una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU para analizar la situación en Jerusalén Este. "He dado instrucciones a nuestro representante [en la ONU, Riad Mansur] para que pida la convocatoria de una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU, a fin de tomar las decisiones adecuadas sobre Jerusalén. Hago un llamamiento a la comunidad internacional para que asuma toda su responsabilidad y garantice el fin de la agresión contra nuestro pueblo y contra nuestros lugares sagrados", dijo.

Respuesta internacional

Rupert Colville, portavoz de la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, afirmó que los desalojos, "si se ordenan y aplican, violarían las obligaciones de Israel en virtud del derecho internacional" en el territorio de Jerusalén Este que ocupó, junto con Cisjordania, en 1967.

"Pedimos a Israel que detenga inmediatamente todos los desalojos forzosos, incluidos los de Sheij Jarrah, y que cese cualquier actividad que contribuya a crear un entorno coercitivo y que suponga un riesgo de traslado forzoso", declaró este viernes.

Mientras, la portavoz del Departamento de Estado de EE.UU., Jalina Porter, dijo que Washington está "profundamente preocupado por el aumento de las tensiones en Jerusalén". "A medida que nos adentramos en un periodo delicado en los próximos días, será fundamental que todas las partes garanticen la calma y actúen de forma responsable para desescalar las tensiones y evitar la confrontación violenta", añadió.

La Unión Europea, Jordania y los seis miembros del Consejo de Cooperación para los Estados Árabes del Golfo también han expresado su alarma por los posibles desalojos.

El ministro jordano de Asuntos Exteriores, Ayman Safadi, informó que su país entregó a la Autoridad Palestina documentos que, dijo, demuestran que los palestinos de Sheij Jarrah son los "legítimos propietarios" de sus viviendas. Las "acciones provocadoras de Israel en la Jerusalén ocupada y la violación de los derechos palestinos, incluidos los derechos de los habitantes de Sheij Jarrah a sus hogares, equivalen a jugar con fuego", señaló.

RT en Español en vivo - TELEVISIÓN GRATIS 24/7