Actualidad

"No quiero moros": un exmilitar asesina a tiros a un migrante en una cafetería en España

Publicado:
Este crimen racista ha conmocionado a la localidad donde sucedieron los hechos. Muchos culpan al discurso del odio enarbolado por partidos de extrema derecha.
Imagen ilustrativa

Un exmilitar de 52 años, identificado como Carlos Patricio B. M., asesinó de tres disparos a un hombre de origen marroquí en una cafetería de la localidad de Mazarrón, en Murcia, al sureste de España.

Aunque el crimen se cometió el pasado domingo, los detalles han trascendido durante las últimas jornadas. La víctima, Younes Blal, de alrededor de 35 años y padre de familia, se encontraba tomando algo en un bar cuando su asesino comenzó a increpar a una camarera que estaba hablando con un grupo de musulmanes.

"Que mierda hacéis aquí con todos los moros", le espetó literalmente. Blal se levantó para defenderla y se inició una discusión en la que, según los testigos, llegaron a volar mesas. Acabó cuando el exmilitar se marchó.

Pero el incidente no acabó ahí, sino que el agresor se fue a su casa para hacerse con un arma de fuego y regresó para disparar tres tiros mortales a Blal mientras gritaba: "No quiero moros". Antes, durante la tarde, ya había hecho otros comentarios xenófobos graves, como "todos los moros tendrían que estar muertos", según recogen los medios locales.

Detenido mientras trataba de huir

La Policía detuvo al individuo mientras trataba de huir a través de la playa, todavía con el arma en la mano. La persecución se sucedió también por el paseo marítimo, muy concurrido a la hora de los hechos, alrededor de las 10 de la noche, en esta zona turística.

La víctima, en estado muy grave, fue trasladada a la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Clínico Universitario Virgen de la Arrixaca, donde no se pudo hacer nada por salvarle la vida.

El asesino es un exmilitar madrileño del Ejército del Aire que, al parecer, desde hace años mostraba públicamente su odio contra los migrantes de la localidad. Así lo sostiene la esposa del fallecido. "Este hombre gritó: 'Muerte a los moros'. Y mató a mi marido por razones de racismo. No hubo ni ajuste de cuentas ni nada por el estilo", ha afirmado la mujer, de nacionalidad española, a medios locales.

Este lunes algunos allegados de la víctima se personaron en las dependencias de la Guardia Civil, donde permanecía el detenido, y le increparon mientras era trasladado a su domicilio para llevar a cabo un registro en busca de armas y otras pistas para esclarecer los hechos. Los agentes encontraron varias escopetas de caza y tres armas cortas.

Manifestación de repulsa

Este crimen racista ha conmocionado a Mazarrón, donde este martes ha tenido lugar una marcha de protesta encabezada por la viuda de Blal, Andrea, con la que estaba casado desde hacía once años y con la que vivía junto a tres niños, un hijo propio y otros dos de la mujer. La investigación de las autoridades continúa, mientras crece la indignación en un pueblo que nunca ha tenido problemas de convivencia.

Además, la repulsa ha traspasado los límites de esta localidad de poco más de 30.000 habitantes y se ha extendido por el resto del país. Muchos señalan al discurso del odio enarbolado por partidos de extrema derecha que constantemente vinculan inmigración y delincuencia y que señalan a uno de los sectores más vulnerables de la sociedad como causante de los males de la población autóctona.

rtnoticiasrtnoticias
Covid19