Actualidad

Uno de los veteranos de guerra más condecorados de Australia niega haber ordenado a un soldado que matara a dos afganos a modo de bautizo de sangre

Publicado:
Ben Roberts-Smith también niega que en 2009 hiciera caer por un acantilado a un pastor afgano desarmado y que luego discutiera con otros soldados sobre "cómo encubrir el asesinato".
Uno de los veteranos de guerra más condecorados de Australia niega haber ordenado a un soldado que matara a dos afganos a modo de bautizo de sangre

Uno de los veteranos de guerra más condecorados de Australia, Ben Roberts-Smith, negó este viernes haber matado a afganos desarmados durante la misión de su país en Afganistán, o haber ordenado a otros soldados que lo hicieran, recogen medios locales. 

En Australia continúan las audiencias judiciales en el marco del caso de difamación presentado por Roberts-Smith contra los periódicos The Age, The Sydney Morning Herald y The Canberra Times, que en 2018 lo convirtieron en objeto de una serie de investigaciones periodísticas sobre los crímenes de guerra cometidos por soldados australianos en el país centroasiático. El juicio comenzó el 7 de junio y se espera que dure 10 semanas. 

Durante la audiencia de este viernes la defensa de los periódicos acusó a Roberts-Smith, receptor de la Cruz Victoria para Australia, el más alto reconocimiento en el sistema de honores de esa nación, de cometer varios crímenes contra afganos. 

¿Qué alega la defensa?

De acuerdo con la defensa, en septiembre de 2009 Roberts-Smith habría asesinado a Ali Jan, un pastor de la aldea de Darwan, en el centro del país. El soldado habría dado una patada a la víctima, que estaba desarmada, provocando su caída por un acantilado. Posteriormente, Roberts-Smith habría discutido con sus colegas sobre "cómo encubrir el asesinato".

El veterano, por su parte, señaló que el pastor fue asesinado mientras se escondía en un campo de maíz, donde posiblemente transmitía información a los talibanes sobre la ubicación de los soldados australianos. Además, negó que en esa zona hubiera un acantilado, agregando que en Afganistán el terreno es "muy empinado".

Otro episodio tuvo lugar en octubre de 2012 cuando la unidad de Roberts-Smith fue desplegada en la aldea de Syahchow para perseguir a un objetivo talibán. La defensa alegó que en esa ocasión Roberts-Smith ordenó a un joven soldado que asesinara a dos afganos detenidos y desarmados a modo de bautizo de sangre para el novato.

Las secuelas de ese suceso fueron presuntamente presenciadas por el ahora viceministro de Defensa de Australia, Andrew Hastie, quien supuestamente vio al novato temblando visiblemente tras matar a los afganos. Respecto a esta acusación Roberts-Smith admitió haber visto a Hastie ese día, pero insiste en que los hechos "nunca ocurrieron".

Además, la defensa también acusó a Roberts-Smith de golpear durante un interrogatorio y posteriormente asesinar a tiros a un afgano que tenía las manos esposadas tras la espalda, algo que el veterano niega.

"El episodio más vergonzoso en la historia militar de Australia"

El pasado noviembre, Paul Brereton, el inspector general de la Fuerza de Defensa Australiana (FDA), presentó un informe de 465 páginas en el que concluyó que los integrantes del Grupo de Trabajo de Operaciones Especiales de Australia, que operó en Afganistán entre 2005 y 2016, ejecutaron ilegalmente a 39 personas.

Asimismo, el jefe de la FDA, Angus Campbell, identificó a 25 militares vinculados a estos actos, a los que se refirió como "posiblemente el episodio más vergonzoso en la historia militar de Australia".

RT en Español en vivo - TELEVISIÓN GRATIS 24/7