Actualidad

Joven sin formación crea cursos preparatorios para los exámenes por WhatsApp con su 'smartphone' y sus estudiantes sorprenden con sus resultados

Publicado:
En el 2020, los 64 alumnos de la clase de Maxwell Chimedza aprobaron sus exámenes de secundaria –41 de ellos obtuvieron 'sobresaliente'–, situando a su 'escuela' a la altura de los colegios de élite y tutores caros.
Joven sin formación crea cursos preparatorios para los exámenes por WhatsApp con su 'smartphone' y sus estudiantes sorprenden con sus resultados

Tras enfrentarse al desempleo y conocer los problemas a los que se enfrentaban los estudiantes durante la pandemia, Maxwell Chimedza, un joven zimbabuense de 27 años, decidió impartir clases preparatorias para los exámenes de secundaria (A-Levels), utilizando solo un 'smartphone' de bajo coste y la 'app' de WhatsApp.

Chimedza atrajo en el 2021 la atención de los medios luego de que los 64 alumnos de su clase en línea aprobaran el pasado año sus exámenes –41 de ellos obtuvieron 'sobresaliente'–,  lo que situó a su 'escuela' a la altura de los colegios de élite y tutores caros. 

"Sinceramente, no sé manejar un ordenador. Soy un preparador de exámenes por WhatsApp", afirmó recientemente en una entrevista al portal Rest of World. El joven detalló que es "un profesor no cualificado" y explicó que en 2012, él mismo aprobó 14 exámenes A-Levels, pero su familia no tenía dinero para enviarlo a la universidad. Para formar parte de los 136.000 profesores oficiales de Zimbabue se requiere un título de tres años.

Chimedza, conocido entre sus alumnos como 'Dr. Maxx', comenzó a "pulir" estudiantes por WhatsApp en 2019: creó horarios de clase y agregó material audiovisual para los alumnos en 'aulas' en la aplicación, donde también realiza simulacros de exámenes y califica sus trabajos. A diferencia de los profesores de los colegios tradicionales, que cobran unos 260 dólares mensuales e imparten clase durante el curso eescolar, las habilidades del joven se reservan para la preparación "de la recta final". "Tres meses antes de los exámenes, puedo pulir a un alumno para que obtenga un sobresaliente", reveló.

Cuando Zimbabue cerró en marzo del 2020 las escuelas y redujo el transporte público en un intento de frenar la propagación del coronavirus, también aumentó la demanda de las clases de WhatsApp de Chimedza, cuando llegó a tener unos 200 alumnos. 

El profesor señaló que le gustaría que el Gobierno incorpore los planes de estudio de las escuelas de WhatsApp para ampliar el marco educativo heredado. "Considere la posibilidad de registrar estas escuelas de WhatsApp baratas", dijo. "Las escuelas de WhatsApp significan que no hay uniformes ni pupitres caros", agregó.

Por su parte, Josiphat Gwezhira, secretario de investigación del Sindicato de Profesores Progresistas de Zimbabue, subrayó que "incluso en las ciudades de Zimbabue existen zonas en las que las señales de WhatsApp son muy débiles". "En los distritos rurales, tenemos zonas de 150 kilómetros cuadrados que no tienen señal de WhatsApp ni de llamadas telefónicas; hay que subir una colina para hacer una llamada", añadió.

Debido a la escasa disponibilidad de Wi-Fi de alta velocidad en el país, el Ministerio de Educación Primaria y Secundaria, con el apoyo de UNICEF, comenzó a transmitir las lecciones escolares a través de la radio local. Se eligió la radio tradicional porque la educación a través de Internet todavía está fuera del alcance de muchas familias zimbabuenses de bajos ingresos.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

rtnoticiasrtnoticias
Covid19