Actualidad

Despliegue de militares, suspensión del Parlamento y acusaciones de golpe de Estado contra el presidente: ¿qué pasa en Túnez?

Publicado:
Kais Saied afirmó que su decisión de destituir al primer ministro y suspender el trabajo del Parlamento fue constitucional, mientras que el presidente de la Cámara acusó al mandatario de "arrastrar el país a una catástrofe".
Despliegue de militares, suspensión del Parlamento y acusaciones de golpe de Estado contra el presidente: ¿qué pasa en Túnez?

Túnez vive actualmente una crisis política y social, marcada por las violentas manifestaciones debido a la situación que se generó en el país debido a la pandemia y problemas económicos. En medio de las masivas protestas, el presidente de la nación suspendió la actividad del Parlamento y destituyó al primer ministro, mientras que el Ejército fue desplegado en las calles.

Protestas multitudinarias

El pasado domingo, miles de personas salieron a las calles de la capital de Túnez y otras ciudades, desafiando las restricciones introducidas por la pandemia, y exigieron la disolución del Parlamento y la celebración de elecciones anticipadas. Expresaron su descontento con la situación económica y el manejo de la pandemia por las autoridades, así como la campaña de vacunación, en el marco de la cual solo el 7% de los residentes fueron vacunados completamente.

Para impedir el acceso de los manifestantes al Parlamento, la Policía fue desplegada alrededor de la sede. Algunos participantes lanzaron proyectiles contra los uniformados, tras lo cual los agentes emplearon gases lacrimógenos para dispersarlos y realizaron varias detenciones.

En este contexto, AP destaca que el país enfrenta ahora uno de los peores brotes de coronavirus en África y reintrodujo restricciones para contener su propagación.

Suspensión del Parlamento 

En estas condiciones, el presidente del país, Kais Saied, invocó el pasado domingo sus poderes de emergencia y destituyó al primer ministro, Hichem Mechichi, y suspendió el funcionamiento del Parlamento por 30 días. Explicó que lo hizo para evitar la violencia en las calles.

"Debo asumir la responsabilidad y lo he hecho. He elegido apoyar al pueblo", dijo durante un discurso televisado. Afirmó también que las decisiones fueron tomadas "hasta que la paz social regrese a Túnez y hasta que salvemos al Estado".

Entre otras medidas, el presidente anunció un toque de queda nacional durante un mes y la prohibición de reuniones de más de 3 personas en público.

Acusaciones de "arrastrar el país a una catástrofe"

Tras la medida, el Ejército fue desplegado cerca del Parlamento y el palacio del Gobierno para que los parlamentarios y funcionarios no puedan acercarse a la sedes. 

Varios manifestantes acogieron con satisfacción la decisión del presidente, mientras que miembros y aliados del partido Ennahdha —que tenía la mayoría en el Parlamento— expresaron su rechazo y entre las dos partes se registraron enfrentamientos este lunes.

Saied afirmó que sus acciones eran constitucionales y que planeaba sostener el poder Ejecutivo con la ayuda de un nuevo primer ministro. De acuerdo con AP, el mandatario invocó el artículo de la Constitución que le permite asumir el poder ejecutivo por un tiempo indeterminado cuando surge un peligro que amenaza a las "instituciones de la nación y la independencia del país y obstaculiza el funcionamiento regular de los poderes públicos".

Sin embargo, el presidente del Parlamento tunecino, Rached Ghannouchi, acusó al mandatario de perpetrar "un golpe de Estado" y de atentar contra la Constitución. "Kais Saied está arrastrando el país a una catástrofe", declaró a la televisión turca, citado por Reuters.

Reacciones

En el contexto de la situación, la Unión Europea instó a que todas las partes de la vida política tunecina respeten la Constitución y eviten la violencia.

Desde Washington también pidieron que se mantenga la calma y evitaron calificar los acontecimientos en el país africano como un golpe de Estado.

"Todas las disputas y desacuerdos deben resolverse a través del diálogo", destacó, a su vez, el portavoz adjunto del secretario adjunto de la ONU, Farhan Haq.

Si te ha parecido interesante, ¡compártelo con tus amigos!

rtnoticiasrtnoticias
Covid19