Actualidad

Un cirujano británico que 'firmó' los hígados de dos pacientes al operarlos podría enfrentar un castigo mayor que la suspensión por 5 meses

Publicado:
Simon Bramhall, de 53 años, alegó que lo hizo para mitigar las "tensiones" del trabajo después de las difíciles y largas cirugías de trasplante.
Un cirujano británico que 'firmó' los hígados de dos pacientes al operarlos podría enfrentar un castigo mayor que la suspensión por 5 meses

Un cirujano de trasplantes de la ciudad británica de Birmingham, que grabó sus iniciales en los hígados de dos pacientes al momento de operarlos bajo anestesia total y recibió ya por ello una sanción, podría enfrentar un castigo mayor después que el Consejo Médico General del país (GMC, por sus siglas en inglés) declarara que su suspensión por cinco meses era "insuficiente".

Tras considerar una apelación del organismo, responsable del registro que autoriza el ejercicio médico en el Reino Unido, la jueza Collins Rice, de la Corte Suprema, ordenó este martes una nueva audiencia del Tribunal de Profesionales Médicos sobre el caso de Simon Bramhall, de 53 años.

Afirmó la magistrada que el jurado que el pasado año examinó el caso no había "puesto el dedo en la llaga" sobre la conducta del cirujano, recoge Daily Mail. "El Tribunal de Médicos no ha sabido determinar con exactitud lo que estaba y lo que no estaba mal en la conducta del señor Bramhall y sancionarlo en consecuencia", dijo. "No hizo plena justicia en este caso único", agregó. Y se manifestó convencida de que "el camino correcto es anular la decisión de las sanciones y remitir el caso para una nueva determinación por un tribunal constituido de manera diferente".

Un largo caso

Los hechos salieron a la luz cuando otro cirujano operó nuevamente del hígado a uno de aquellos pacientes. Fotografió "las marcas" e informó del asunto al director médico del hospital.

Por su parte, Bramhall admitió dos cargos por agresión. Reveló a la Policía que en 2013 utilizó una máquina de haz de argón para rubricar los órganos, y alegó que lo hizo a fin de aliviar las "tensiones" del quirófano después de las difíciles y largas operaciones de trasplante. 

En el año 2018 se le impuso una orden comunitaria y también fue multado con 10.000 libras (unos 13.800 dólares). En diciembre del 2020, el Tribunal de Profesionales Médicos le dictó una suspensión por cinco meses del registro médico. Sin embargo, los abogados acusadores del GMC consideraron que la sanción era "insuficiente para mantener la confianza del público" en la profesión.

Entre tanto, una de sus víctimas declaró al tribunal que estaba ciertamente traumatizada y siente que fue físicamente "violada", en un sentido que comparó con el abuso sexual o la violación.

rtnoticiasrtnoticias
Covid19