Actualidad

La crisis energética en Europa desafía la 'revolución verde' de la UE

Publicado:
El consumo de carbono en los países del bloque se ha disparado, en medio del déficit de gas natural.

La subida de los precios en el mercado de la energía en Europa rompe los récords casi a diario. Entre las razones están el déficit de gas natural y el aumento del consumo de electricidad a causa de la ola de calor que sufre el continente.

Los datos indican que todo ello también acarrea una subida en la demanda de combustibles fósiles, algo que se contradice con la estrategia verde de la UE, que planea en pocas décadas disminuir radicalmente las emisiones de carbono.

Subida descontrolada

En cierto momento, los futuros de gas natural para septiembre de este año alcanzaron la cifra de 553 dólares por 1.000 metros cúbicos en la bolsa de los Países Bajos.

Al mismo tiempo, los precios de los mayoristas del sector energético en Alemania han aumentado más del 60% en lo que va de año. Mientras, en España, los precios de la electricidad han alcanzado los 113,99 euros (casi 134 dólares) por megavatio hora (MWh), un máximo histórico.

Una situación paradójica

Ante estas circunstancias, los países del bloque han decidido encontrar cierto remedio en el carbón. Esto a su vez ha empujado el crecimiento de los precios de esta fuente de energía fósil hasta los 135 dólares por tonelada, el nivel máximo en la última década.

Paradójicamente, esto sucede justo cuando la UE busca instaurar ambiciosas políticas verdes a largo plazo. Los planes incluyen reducir para el año 2030 un 55% las emisiones de carbono con respecto a los niveles de 1990.

Desde el gigante energético ruso Gazprom señalan que uno de los factores que ha provocado este déficit de gas en Europa es la situación alrededor del gasoducto Nord Stream 2, el cual se ha enfrentado a numerosas trabas, principalmente debido a la presión por parte de EE.UU. y algunos políticos europeos.

Transformar el consumo

A su vez, el analista del Banco de Inversión Global, José Luis Herrera, destaca que el objetivo de lograr para el 2050 la 'neutralidad climática' —es decir, emisiones nulas— implica una serie de transformaciones que a largo plazo tienen que involucrar a las empresas y la forma en la que estas producen sus artículos y realizan sus servicios.

Pero sobre todo deben transformarse, en su opinión, los hábitos de consumo de la población, lo cual requiere de una campaña de concientización.

"Tiene que ser un trabajo global que involucre a todos los agentes y por lo menos que se vayan delimitando ya fechas concretas", concluyó.

Si te ha parecido interesante, ¡compártelo con tus amigos!

rtnoticiasrtnoticias
Covid19