Actualidad

Rusia empieza la construcción del Expreso Polar, cable submarino de 12.650 km, que digitalizará la Ruta Marítima del Norte y conectará Europa y Asia

Publicado:
Se espera que la construcción finalice en el 2026. El ancho de banda máximo será de 104 Tb/s.
Rusia empieza la construcción del Expreso Polar, cable submarino de 12.650 km, que digitalizará la Ruta Marítima del Norte y conectará Europa y Asia

El tendido de fibra óptica submarina que conectará los puertos del Ártico y el Oriente Lejano de Rusia empezó el 5 de agosto, según anunció el pasado viernes Alexéi Strelchenko, director general de la empresa UPT, principal ejecutora del proyecto denominado 'Expreso Polar'.

"Hoy comenzamos a trabajar en aguas profundas para tender cables de fibra óptica en el mar de Barents. El punto de salida está ubicado en la estación costera en Teriberka, luego los trabajos se llevarán en el mar de Barents en dirección este", cita TASS al empresario.

Se espera que la construcción finalice en el 2026. Según el sitio web del proyecto, el cable se extenderá a lo largo de 12.650 kilómetros.

El ancho de banda máximo de la fibra será de 104 Tb/s. Además de Teriberka, tendrá ocho salidas en los puertos a lo largo de la Ruta Marítima del Norte: Ámderma, Dikson, Tiksi, Pevek, Anádyr, Petropávlovsk-Kamchatski, Yuzhno-Sajalinsk y Vladivostok. En su extremo occidental, ya por tierra, alcanzará la ciudad de Murmansk.

Construcción

Para la elaboración del cable, en Murmansk se ha construido una fábrica especial. El propio cable se constituye de seis pares de fibras ópticas. De ellas, dos se utilizan para la conexión de puntos intermediarios y dos, vinculan directamente las extremidades de la línea. Además, dos pares serán reservados para un posible aumento de la capacidad.

En el fondo del mar, el Expreso Polar será enterrado a una profundidad de 1,5 metros para evitar daños mecánicos.

Dada la enorme longitud de la línea, la tenderán dos barcos instaladores, el Northern Wave y el Yauza. Asimismo, en el proyecto trabajarán otras naves que proporcionarán investigación, suministro y apoyo a la operación.

La estructura terrestre del proyecto prevé la creación de estaciones costeras en los puntos de salida. Cada una de ellas contará con un módulo de recepción y transmisión y uno de control. Además, en las estaciones se ubicarán módulos de suministro eléctrico. Aunque actualmente la tecnología principal opera gracias a generadores diésel, se podría utilizar también energía renovable.

"Ahora, la construcción de una de las bases se realiza en Ámderma, donde planeamos probar también las turbinas eólicas como fuente de energía alternativa", señaló Strelchenko.

¿Para qué sirve?

Aunque el precio estimado del proyecto ronda los 880 millones de dólares, es económicamente viable y brindará una conexión rápida y estable tanto a las ciudades norteñas de Rusia como a las instalaciones de la Ruta Marítima del Norte, vía alternativa al canal de Suez, opina el viceministro de Transporte de Rusia, Alexandr Poshivái.

"El proyecto es clave para el desarrollo de la digitalización de la Ruta Marítima del Norte y la región del Ártico. Este proyecto es necesario para nuestra economía", aseveró el funcionario en abril, según el portal Morskíe Vesti Rossíi.

"Ahora estamos al borde de una cuarta revolución técnica. Y si no damos este paso, en esta revolución estaremos entre los rezagados, algo que no podemos permitirnos", resaltó Poshivái.

La navegación ártica necesita sumamente soluciones digitales, confirmó el subdirector de la Agencia Federal del Transporte Fluvial y Marítimo de Rusia, Denís Ushakov.

"Actualmente, más de 900 proyectos están previstos para la implementación o ya se han iniciado en estas regiones. Y, por supuesto, todos requieren la mejora rápida y prioritaria de las tecnologías de la información y las telecomunicaciones", señaló.

Además, la nueva línea de comunicación será la más corta existente entre Europa y Asia, asegurando la mejor conexión y la mínima latencia posible entre las dos regiones. Las negociaciones con empresas extranjeras ya están en curso, dijo a Reuters Andréi Kuropiátnikov, director de la empresa estatal Morsviazsputnik, que también participa en la iniciativa.

"Estamos hablando de una asociación en términos de coinversión en la expansión del proyecto con acceso a Europa y Asia. Este es un proyecto comercial separado", precisó.

rtnoticiasrtnoticias
Covid19