Actualidad

La Cámara de Diputados de Chile aprueba la despenalización del aborto sin causales hasta la semana 14 de gestación

Publicado:
El proyecto regresa a Comisión de la Mujer y después será turnado para su discusión en el Senado.
La Cámara de Diputados de Chile aprueba la despenalización del aborto sin causales hasta la semana 14 de gestación

La Cámara de Diputados de Chile aprobó este martes con 75 votos a favor, 68 en contra y dos abstenciones la despenalización del aborto hasta la semana 14 de gestación sin mayor causal que la voluntad de la mujer.

El proyecto que modifica el Código Penal será devuelto ahora a la Comisión de Mujeres y Equidad de Género, que discutirá aspectos particulares propuestos en la sesión plenaria de hoy. Después, el Senado tendrá la última palabra. 

El resultado, que se concretó justo en el Día de la Acción Global para el Acceso al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, sorprendió por la amplia diferencia entre los votos de apoyo y rechazo, ya que las cuatro horas del debate estuvieron marcadas por la incertidumbre sobre la posición que tomarían las y los legisladores. 

Las dudas se debían a que la iniciativa llegó al recinto con el voto mayoritario en contra obtenido en la Comisión de Mujeres y Equidad de Género, lo que había sembrado un clima de pesimismo en los colectivos feministas.

Sin embargo, a lo largo de las exposiciones quedó en claro el amplio respaldo parlamentario a las mujeres que deciden interrumpir sus embarazos y que hoy en Chile todavía son criminalizadas en un Código Penal que solo reconoce tres causales para abortar: violación, peligro de vida de la mujer e inviabilidad fetal.

En los discursos en contra de la despenalización predominaron acusaciones a las mujeres que "asesinan a sus hijos" y "los descuartizan", y los diputados que la semana pasada defendían los derechos de los animales y ahora "desprecian la vida humana" porque solo les interesa imponer "el aborto libre". 

Una diputada incluso equiparó la despenalización del aborto con la tortura o la pedofilia y otro pidió un minuto de silencio "por los millones de niños" muertos en abortos.

Hipocresía y derechos

Uno de los discursos más intensos fue el de la diputada Maite Orsini, quien explicó que se trata de hablar de maternidad deseada o impuesta, de igualdad, de un Código Penal del siglo XIX, de las leyes de la dictadura de Augusto Pinochet, de autonomía, cuerpos y proyectos de vida.

"Hablar de aborto todavía es hablar de un delito, eso es parte del horror que implica ser mujer y vivir en Chile, es hablar de privilegios, de seguridad y tranquilidad para algunas mujeres y dolor para otras. No se engañen: esta criminalización no sirve más que para estigmatizar y criminalizar. Hablar de aborto en Chile es hablar de hipocresía, quienes lo rechazan no son provida, son promuerte", acusó.

Las campañas de las elecciones presidenciales que se realizarán el 21 de noviembre también se colaron en el debate, ya que todos los diputados que responden al candidato ultraderechista José Antonio Kast votaron en contra y presumieron que es el único postulante que "defiende la vida".

Por el contrario, el abanderado de la coalición izquierdista Apruebo Dignidad, Gabriel Boric, quien encabeza las encuestas, destacó que todo su bloque de diputados votó a favor de la iniciativa. 

Después de 50 exposiciones, la ministra de la Mujer y Equidad de Género, Mónica Zalaquett Said, cerró la discusión parlamentaria con un discurso en el que advirtió que el Gobierno de Sebastián Piñera no apoyaba de ninguna manera la despenalización sin causales. Pero ya solo le quedan seis meses para terminar su gestión.

El camino

La lucha del movimiento de mujeres logró que el pasado 13 de enero la Comisión de Mujeres y Equidad de Géneros de la Cámara de Diputados de Chile comenzara a debatir el proyecto de despenalización del aborto hasta la semana 14 de gestación más allá de las tres causales.

Hasta que la despenalización parcial fue aprobada en 2017, esta práctica estaba penalizada por completo, pero desde entonces las feministas chilenas denunciaron que las causales eran insuficientes porque las mujeres seguían siendo criminalizadas y estigmatizadas cuando querían ejercer este derecho.

La meta es lograr que baste la sola voluntad de las mujeres y las personas gestantes para que, sin otro tipo de justificación más allá de su voluntad, puedan abortar sin ser penalizadas y bajo el cuidado del sistema de salud público y privado.

El análisis y debate de la iniciativa en la Comisión de Mujeres y Equidad de Género fue accidentado, ya que en principio había acordado que tendría un dictamen el 21 de abril, pero cuando comenzaron las audiencias, que se llevaron a cabo de forma virtual debido a la pandemia, varias diputadas advirtieron que el tiempo de cada reunión resultaba insuficiente para repreguntar a quienes exponían.

Así, finalmente se realizaron 11 sesiones en las que se escucharon una treintena de exposiciones a favor y en contra por parte de profesionales de la salud, representantes de la academia, del Poder Judicial, instituciones y organizaciones no gubernamentales.

El pasado 9 de agosto, después de siete meses de discusión, la Comisión rechazó el proyecto con siete votos en contra y seis a favor. Así fue como llegó con dictamen negativo al recinto, en donde este martes sí fue aprobado.

rtnoticiasrtnoticias
Covid19