Actualidad

Científicos resuelven el misterio de una planta hallada hace 50 años en la Amazonia y aseguran que se trata de una nueva especie

Publicado:
Desde su descubrimiento en 1973 los especialistas no habían logrado categorizarla.
Científicos resuelven el misterio de una planta hallada hace 50 años en la Amazonia y aseguran que se trata de una nueva especie

Desde que en 1973 la científica del Instituto Smithsoniano Robin Foster descubrió un nuevo tipo de planta en la Amazonia, mientras recorría el Parque Nacional del Manu de Perú, los especialistas intentaron clasificarla, pero durante décadas no tuvieron éxito. Casi 50 años después, se determinó que se trata de una nueva especie, publicó Taxon.

"Cuando vi por primera vez este arbolito, mientras recorría un sendero forestal que salía de la estación de campo, lo que me llamó la atención fue su fruto, que parece un farolito chino de color naranja y que es jugoso cuando está maduro, con varias semillas", comentó Foster, quien agregó: "No pensé que fuera especial, excepto por el hecho de que tenía características de plantas de varias familias diferentes y no encajaba claramente en ninguna familia".

Otros científicos, que con el correr de los años la analizaron, tampoco pudieron descifrarla, como la botánica del Museo Field de Chicago, Nancy Hensold, quien trató de identificarla empleando técnicas como hervir los ovarios de las flores y tomar fotos del polen. "Después de todo eso seguíamos sin saberlo. Me fastidió mucho", manifestó.

Sin solución sobre el denominado 'Misterio del Manu', la planta quedó en el herbario del Museo Field, donde científicos continuaron con su estudio durante los años siguientes, aunque tampoco tuvieron el éxito esperado. Los primeros intentos de analizar el ADN en ejemplares secos fallaron, ya que el material genético estaba demasiado degradado.

La siguiente opción fue solicitar la ayuda de la ecologista del Parque Nacional del Manu Patricia Álvarez-Loayza, quien consiguió otros ejemplares. Entonces, al analizar en el Museo Field los genes del núcleo y los cloroplastos concluyeron que se trataba de un miembro de la familia 'Picramniaceae'.

"¿Qué diablos? Esas plantas no se parecen a ninguna otra de la familia", expresó Wayt Thomas, curador emérito del Jardín Botánico de Nueva York, experto en Picramniaceae y autor principal del estudio publicado en Taxon. Una reacción similar tuvo Hensold, quien creyó que "la muestra debe haber estado contaminada". "Yo estaba como, de ninguna manera, simplemente no podía creerlo", agregó.

Fin del misterio

Frente a las dudas que planteaba, Thomas decidió investigarla nuevamente: "Una vez que miré con mucho cuidado las diminutas flores de 2 o 3 centímetros de largo, las cosas encajaron en su lugar". Una vez que el ADN finalmente reveló a qué familia de planta pertenecía, el siguiente paso fue darle un nombre científico, con el que homenajearon a Álvarez-Loayza: 'Aenigmanu alvareziae'. Aenigmanu, en tanto, significa 'misterio del Manu'.

Según los expertos, haberle otorgado una clasificación científica podría ayudar a proteger la selva amazónica frente a la deforestación y el cambio climático. "Las plantas son poco estudiadas en general", dijo Foster, quien concluyó: "Una sola especie extraña puede no ser importante por sí misma para un ecosistema, pero en el conjunto nos dicen qué está pasando allí afuera".

rtnoticiasrtnoticias
Covid19